Romper la trasera del iPhone 8 te saldrá más caro que dañar la pantalla

Cristal trasero iPhone 8

Hacer un par de días una amiga me comentaba que se había comprado el iPhone 8 pero que su parte trasera de cristal le daba un poco de miedo y que no lo usaría sin funda. Ahora, cuando le cuente esto seguro que lo vuelve a meter en la caja y se espera a que le llegue la funda.

Bueno, en realidad el nuevo diseño del iPhone 8 no es que aporte nada nuevo al tema pero la trasera de cristal del iPhone 8 y iPhone 8 Plus ha dificultado un poco las cosas para el tema de la resistencia. El cristal hace que los teléfonos se vuelvan más bonitos y que puedan integrar la carga inalámbrica de forma fácil pero son más frágiles y eso no es ningún secreto.

Apple roto

La trasera de cristal del iPhone 8 es resistente pero cambiarla es muy caro

Y sí, Apple afirma que ha fabricado una de las traseras de vidrio más resistentes en toda la historia de la telefonía móvil pero eso no significa que sea más resistente a los golpes que el aluminio y seguro que, en un futuro no muy lejano, nos cansaremos de ver muchos iPhone 8 y iPhone 8 Plus con la parte trasera hecha un asco.

En palabras normales, Apple acaba de agravar el riesgo de rotura y eso es innegable. El problema es que cambiar la pantalla de un iPhone cuando tienes AppleCare no es muy caro pero cambiar este cristal no tiene el mismo precio, cuesta mucho más.

La trasera del iPhone 8 no es cara

De acuerdo con el portal Appleinsider, varios empleados de Apple han afirmado que una trasera de cristal rota costará unos 129 dólares del Apple Care + 99 dólares extra por repararla mientras que cambiar una pantalla costará solo 29 dólares extra. En cuanto a reparar toros daños el precio asciende a 349 dólares para el iPhone 8 y 399 dólares para el iPhone 8 Plus. Sí, has oído bien, unos 228 dólares si cuentas con Apple Care.

El problema de cambiar este cristal no parece ser el costo del cristal sino la dificultad para quitar la placa de vidrio que usa una gran cantidad de pegamento para estar anclada correctamente al metal. En cualquier caso solo hay que recordar la época del iPhone 4 y esas pantallas con escarcha, ¡lo peor de Apple ha vuelto!

Ah, lo de la dificultad para cambiar esta placa y el aumento de precio por parte de Apple me hace mucha gracia, son ellos los que diseñan el terminal y creo que, en el momento de hacerlo, ya eran conscientes de lo complicado que sería sustituir esta parte.

Compartir