Espiar en WhatsApp y saber con quién está hablando un contacto es posible por este fallo

WhatsApp tiene un fallo que permite espiar los contactos

Además de ser la líder en mensajería instantánea, WhatsApp también se ha convertido en una especie de arma para espías aficionados. Seguro que en alguna ocasión has tenido discusiones o malentendidos en los estaban de por medio que la hora de tu útima conexión o el doble check azul, por ejemplo.

Que sea la aplicación de mensajería más utilizada en el mundo no significa que sea la mejor. Ni tampoco la más segura. De hecho, que tenga más de mil millones de usuarios activos al día, la convierten en un blanco muy goloso para los ciberdelincuentes. Y si encima tiene fallos, es como abrirle la puerta de casa a un ladrón.

WhatsApp tiene un fallo que permite espiar a los contactos

Es habitual que los programas tengan vulnerabilidades, ninguno es perfecto. Esto se torna más problemático si guardan datos privados, como WhatsApp. Un fallo que dejaría expuesta la privacidad de los usuarios ha sido desvelado por Rob Heaton, ingeniero en seguridad informática.

En concreto, lo que ha descubierto este experto es una nueva brecha de seguridad en WhatsApp. Es decir, una vulnerabilidad que si es explotada provoca un comportamiento anómalo en la aplicación. En este caso, permite espiar a los contactos y saber detalles sobre su actividad en el servicio.

WhatsApp espiar fallo

Hace posible averiguar con quién está hablando un usuario, cuándo se conecta, detalles sobre sus rutinas diarias, etcétera. Según explica Heaton, basta con un ordenador para que cualquiera pueda aprovechar esta vulnerabilidad y acceder a este tipo de información.

¿Cómo es posible?

Este experto en seguridad informática apunta a que el error tiene su origen en la función “Última hora de conexión” de WhatsApp. Huelga decirlo, pero es la que muestra la fecha y la hora de la actividad más reciente, y pasa a “En línea” cuando el usuario se conecta.

Lo que hizo Heaton al descubrir este fallo fue desarrollar una extensión para el navegador Google Chrome. No era nada complicada; simplemente siete líneas de código. Pero a pesar de su sencillez, cumple su función: monitorizar la actividad de cualquier usuario que se conecta a WhatsApp Web.

Tal y como ha demostrado este ingeniero en seguridad informática, es posible saber incluso las horas en las que alguien se va a dormir y se levanta. Basta con registrar los momentos en los que se utiliza la aplicación. Porque es muy habitual que sea la última que se mira antes de dormir, y la primera al despertar.

bulo whatsapp nina desaparecida

Sin duda, un fallo que pone en peligro la privacidad de quienes usan WhatsApp. Y no somos pocos. Pero también está presente en servicios similares, basta con que cuenten con una función para ver la última conexión. Hoy en día, espiar a un contacto es preocupantemente fácil.

Compartir