Nuestro Android se ha convertido en el dispositivo que utilizamos para escuchar música, pues a día de hoy todos cuentan con memoria suficiente para guardar muchas canciones, aunque también tenemos la opción de escucharlas vía streaming gracias a la conexión a internet, por lo que cada vez están más en desuso aparatos como mp3, mp4, etc.

El caso es que muchos usuarios se quejan de que cuando están escuchando música en su Android y tienen activado el modo vibración o el modo silencio no se enteran de las llamadas y no pueden responderlas, pues la música no para de sonar salvo que tengamos el modo normal activado.

Este defecto viene en Android de forma nativa, lo que nos obliga a activar el modo normal cada vez que utilizamos nuestro móvil para escuchar música, algo que tampoco es una solución, pues la música se atenuará para reproducir el sonido cuando nos llega una notificación, lo que resulta muy molesto, por eso en este post te vamos a decir la forma de poder escuchar música de nuestro móvil y enterarse de las llamadas aún teniendo el terminal en silencio o en vibración.

La solución es VLCvlc2

Para poder enterarnos de las llamadas cuando escuchamos música necesitamos utilizar un reproductor alternativo al de Android que sí detenga la reproducción cuando nos llaman. En el caso de que escuches las canciones a través de un servicio de música en streaming como Spotify o Google Music no hay solución, sin embargo si quieres escuchar las canciones que tienes almacenadas en la memoria de tu teléfono, puedes utilizar el conocido VLC Media Player, pues este reproductor sí pausa la música cuando recibimos una llamada a pesar de estar en el modo silencio o en el modo vibración.

Esperemos que Android tome nota de las quejas de los usuarios, pues ciertamente resulta muy molesto llevar el móvil encima y no enterarnos de una llamada porque la música no se detuvo en ese momento. Mientras no nos escuchen necesitaremos utilizar reproductores de música alternativos para escuchar nuestras canciones sin el miedo a tener llamadas perdidas.

    COMENTARIOS