¿Qué debes hacer cuando se te moje el móvil?. Hoy en día, muchos terminales son resistentes al agua, que no es lo mismo que que sean sumergibles, pero esta protección contra el líquido elemental no está presente en todos los terminales, por lo que si se mojan, pueden estropearse, aunque esto es algo que depende del smartphone, ya que hay casos cómo el del HTC One M9, que a pesar de no contar con esta protección, veíamos en un post anterior cómo aguantaba encendido más de 20 minutos bajo el agua.

Si eres de los que cuenta con un móvil sin protección al agua, tendrás que tener mucho cuidado de tenerlo siempre a buen recaudo, ya que los accidentes por mojaduras son bastante comunes, sobre todo ahora que comienza a llegar el buen tiempo y prolifera el uso de playa, piscinas, etc. Pero de todos modos, que se te moje tu smartphone puede no suponer el final del mismo. En este post te daremos unos consejos para que sepas qué debes y qué no debes hacer en esta situación.

¿Qué no debemos hacer?

Lo primero que debes saber, es que los terminales se estropean con el agua debido a que ésta conduce la electricidad, por lo tanto, si se cuela en nuestro móvil y este tiene alimentación eléctrica pueden originarse cortocircuitos que acaben con su vida útil. Teniendo claro esto, podemos empezar con la lista de lo que NO debes hacer en caso de mojadura:

  • En caso de que el móvil estuviera apagado, no lo enciendas.
  • No lo agites, ya que en vez de sacar agua, colaborarás a que se extienda en su interior.
  • No le soples, ay que también propiciará que se extienda hacia dentro.
  • No presiones ningún botón.
  • No lo desmontes. La mayoría de teléfonos tienen testigos en su interior que dicen si se han mojado y se pierde la garantía. Al abrir el terminal, es muy fácil que la humedad llegue a los testigos.

¿Qué debemos hacer para evitar el mayor daño posible?

Ahora que ya sabes lo que no debes hacer, te daremos una serie de consejos que son los que más te pueden ayudar a que tu smartphone sobreviva al chapuzón:

 

  1. Apaga el teléfono en caso de que no lo estuviera.
  2. Retira la batería (si se puede).
  3. Ponlo en posición vertical.
  4. Retira la funda en caso que la tuviera.
  5. Sécalo con un papel o una toalla con cuidado. Si tienes un adaptador pequeño para la aspiradora, puedes usarla para sacar la mayor parte posible de agua de las ranuras, ya que con un papel o una toalla es difícil.movil mojado3
  6. Retira la tarjeta SIM y la tarjeta de memoria.
  7. En algunas tiendas de electrónica se venden bolsas especiales de secado para dispositivos electrónicos, así que puedes conseguir una y utilizarla (puedes adquirirlas en Amazon). De todos modos, puedes enterrar tu terminal en arroz y el resultado será parecido.movil mojado2
  8. Deja el teléfono durante dos días en la bolsa secadora o en el arroz.

Realizados los pasos, prueba a encender el teléfono, y si enciende, comprueba que todo funciona bien. Si no enciende, prueba a cargar la batería; si no carga, puede ser que esté dañada o que el terminal necesite más secado, así que déjalo más tiempo en la bolsa o en el arroz y si más adelante la cosa continua igual, prueba otra batería. Si con esto no funciona, puedes dar a tu smartphone por muerto.

En el caso de que funcione no te confíes, ya que puedes experimentar problemas en los próximos días, o incluso meses, ya que el agua si no es destilada crea cal en los circuitos del teléfono y puede ser que deje de funcionar con el tiempo.

    COMENTARIOS