Desde que somos pequeños nuestras madres nos decían que sacásemos los cargadores del enchufe o regleta, o la apagásemos. Realmente, nunca entendíamos el motivo ya que no tiene sentido que si no está cargando nada gaste, pero aunque creamos que no sí que gasta. Efectivamente, sabemos que el cargador conectado a corriente gasta energía. ¿Pero, cuánto gasta? El consumo es minúsculo, de apenas un 1 %, pero a la larga si sumamos dispositivos sumaremos consumo.

Un consumo de un 1 %

Si decimos que dejar un cargador a corriente gasta un 1 %, nos puede parecer poco, pero puede sumar un mucho si dejamos muchos cargadores o dispositivos electrónicos conectados a lo largo del día. Uno solo no es nada, el problema es si acumulamos un montón. Si esperamos notar diferencia en gasto entre dejarlo enchufado todo el día o desconectado, verás que la diferencia en la factura será de un 1 %, aunque por un solo dispositivo, cuántos más dejes, mayor consumo.

Ahora que ya sabes cuál es el consumo, está en tus manos decidir si lo haces o no. Está claro que si vives con tus padres, éstos lo agradecerán, pues entre todos podréis ahorrar un poco a finales de mes. Al fin y al cabo estamos en tiempos de crisis, ¿no?

En tiempos de crisis, mejor desconectarlo

No nos cuesta demasiado desconectarlo, sobre todo ahora que estamos en tiempos de crisis y cada vez tendremos más dispositivos. Ahora la mayoría tenemos smartphones, pero poco a poco a nuestros hogares se irán sumando smartwatches y smartbands, por lo que este 1 % podría ir creciendo exponencialmente.

El mejor consejo, es desconectarlo siempre por mucha pereza que nos de. Al fin y al cabo, siempre estamos llevando el cargador a todas partes, por lo que tampoco nos cuesta tanto conectarlo solo cuando lo vamos a cargar. Pero al fin y al cabo esto solo depende de nosotros, de nuestro bolsillo.

¿Y tu, como dejas el cargador? 

    COMENTARIOS