Google Cardboard casero

Han sido pocas las veces que hemos hablado de Android VR pero lo cierto es que Google hace tiempo que ha acercado la realidad virtual a Android y Google Cardboard es una forma muy económica de disfrutar de esta con la mayoría de smartphones Android.

Google Cardboard es portátil y, aunque no todas las versiones son del todo plegables, no ocupan demasiado espacio, además de mencionar que la curva de aprendizaje aquí es nula, pues no es una plataforma de inmersión total.

Google Cardboard, todo lo que necesitas saber

Google Cardboard

El Cardboard de Google todavía no está muy extendido en España pero, para usarlo, tan solo necesitas un teléfono y un accesorio que puedes comprar a través de la tienda de Google.

Una vez hecho esto tenemos que instalar la aplicación de Google Cardboard a través de Play Store para ajustarlo todo según el Cardboard que tengas, hay un código QR en el cartón que te permitirá configurar el SDK necesario.

Fuera de esta aplicación hay una gran cantidad de aplicaciones compatibles con el dispositivo que le permiten experimentar la VR de una forma diferente aunque también será necesario contar con unos buenos cascos o unos cascos con, al menos, algo de aislante para tener una buena experiencia.

Y sí, eso es todo lo necesario para empezar a experimentar con la VR de Google y os aseguro que no es una mala experiencia, tan solo tienes que hacerte con un Cardboard compatible con tu smartphone, pues es un método mucho más barato que otros como el Samsung Gear VR o el HTC Vive.

¿Dónde conseguir el Google Cardboard en España?

Si tienes problemas para hacerte con un Cardboard en España desde Google puedes recurrir a Amazon donde hay decenas de ellos, los Cardboard tienen unos precios que oscilan desde los 5 euros hasta los 40 o algo más y si quieres tener uno oficial tienes que asegurarte de que se incluye el certificado “Works with Cardboard” que te asegurarán tener uno original.

Ahora bien, mira bien lo qué compras porque algunos no son cómodos en la nariz, otros no tienen soporte para gafas, en otros no se puede añadir una cinta para sujetar la cabeza, etc. cuanto más completos más te costarán. Hasta puedes hacerte uno casero pero el problema reside en fabricar unas lentes.

    COMENTARIOS