Cuándo llegó Lollipop todos estábamos muy contentos por el salto a una interfaz renovada de Android, el problema llegó luego cuándo los primeros usuarios empezaron a darse cuenta de que era imposible poner el móvil en silencio. Esto ocurría sobre todo en Nexus 5, además de otros problemas relacionados con la cámara y la linterna. Pero este problema con el modo silencio ahora es configurable y en este artículo os mostramos como:

Para activar el modo silencio siguiendo un pequeño truco. Estableceremos el sonido como vibración y las interrupciones como prioritarias, tendremos el terminal tal y como lo tuvimos configurado siempre con Android 4.4 KitKat. De esta manera, estamos ante un modo silencio más potente que es más configurable, porque nos permite abarcar muchas más opciones.

Hacer esto es realmente sencillo, ya que lo único que tenemos que hacer es coger el terminal y entrar en Sonidos y notificaciones > Interrupciones. Una vez dentro de Interrupciones vemos que tenemos 3 tipos de interrupciones: todo, prioritarias y nada, que iremos manejando a nuestra manera. Nada es el modo en el que no ocurirrá nada, por lo tanto, iremos configurando estos parámetros a nuestro gusto para que solamente vibre en determinados casos como en una alarma o recordatorio.

Esto realmente no es un truco porque viene integrado dentro del terminal, lo que ocurre es que hasta ahora no sabíamos que significaba todo esto. Pero ahora nos ha quedado claro cuál es la diferencia entre sonido e interrupción, por lo que ahora ya podemos configurar si queremos que nuestro móvil suene, vibre o no haga nada.

¿Qué te ha parecido este tutorial? ¿Has conseguido manejar las interrupciones?

    COMENTARIOS