Privacidad WhatsApp

La NSA ha demostrado al mundo que ningún sistema está protegido a prueba de hackers. Sí, independientemente de las trabas que se pongan los hackers siempre logran encontrar un lugar por dónde robar documentos o información valiosa.

Esta información todavía es más fácil de obtener si los algoritmos de seguridad utilizados añaden lo que se conoce como blackdoor (una puerta trasera) que permite a los servicios de seguridad del estado, normalmente bajo una orden judicial, romper los cifrados y obtener la información que necesitan.

Codigo QR cifrado WhatsApp

Europa quiere una puerta trasera en el cifrado de WhatsApp y Telegram

Los gobiernos creen que una puerta trasera es necesaria para poder obtener información que le permitiría proteger mejor a su estado. Francia y Alemania, sobre todo a raíz de los últimos atentados, ha pedido a la Unión Europea que obligue a empresas como Facebook o Telegram, facilitar el acceso a ciertos servicios, sobre todo cuando se habla de alertas sobre terrorismo.

Los países de la UE hablan de que los mensajes intercambiados mediante las aplicaciones de mensajería deberían poder ser descifrados para dar más veracidad a ciertas sentencias. Ambos países buscan legislar ciertas aplicaciones para que permitan acceder a los cifrados en donde los operadores y empresas no les están ayudando a entrar.

Eliminar el cifrado significa poner en riesgo al usuario

La nueva legislación obliga a WhatsApp, Telegram, Apple, etc. a crear puertas traseras para sus sistemas de mensajería y eso es poco probable que suceda. Los Ministros de seguridad de ambos países afirman que muchos terroristas tienen más tecnología que ellos y eso es un problema para su seguridad.

El problema de romper los cifrados es que además de facilitar el acceso al gobierno, también se facilita el acceso a los hackers y eso significa dotar al usuario final de menos seguridad, algo que no le interesa a nadie. En otoño se dictará sentencia sobre esta propuestas, de momento no se sabe cómo van a proceder los servicios de terceros pero no creemos que cedan a poner puertas traseras en sus aplicaciones.

Fuente | WSJ

    COMENTARIOS