Hoy en día muchos de nosotros llevamos en nuestros bolsillos smartphones que muchos de ellos superan los 500 euros, lo que nos hace asumir una gran responsabilidad, sobre todo, si es un móvil financiado y tenemos que seguir pagándolo a pesar de no poder utilizarlo. Esta preocupación, hace que muchos usuarios contraten un seguro que cubra los percances del smartphone.

Si no sabes como funcionan los seguros para móviles y quieres saber si merece la pena contratarlo, en este post analizaremos en líneas generales su utilidad.

¿Que aspectos cubren?

La cobertura de los daños viene dada por la compañía aseguradora, aunque por norma general, la mayoría cubren estos casos:

  • Avería o rotura. La mayoría de los seguros incluye cobertura completa en caso de avería o rotura, lo que quiere decir que ante un caso de rotura de pantalla o otros daños por caídas o averías, la aseguradora se encargará de sustituir nuestro móvil. Cabe señalar que hay letra pequeña, pues la mayoría de seguros suelen tener un precio máximo de reparación de los daños, por lo tanto si una reparación tiene un coste superior a un determinado valor, nos tocará abonar la diferencia entre las dos cifras. Y en el caso de que no sea factible la reparación del móvil porque cueta más la reparación que el propio terminal, la aseguradora nos dará un móvil igual o de similares características.
  • Robo. La sustitución del móvil por parte del seguro debido a un robo es otra de las incidencias que cubren la mayoría de seguros. Cabe destacar que la mayor parte de las empresas no cubre hurto. Esto quiere decir que si nos roban el móvil por descuido como puede ser olvidarlo en algún sitio o perderlo, probablemente el seguro no responderá. La solicitud de reemplazo del smartphone por robo a la aseguradora debe ir acompañada de la pertinente denuncia en las fuerzas del orden.
  • Uso fraudulento. Muchos de los robos vienen unidos a un uso fraudulento de éste por parte del ladrón, un uso fraudulento traducido en llamadas y mensajes a números de tarificación elevada. Casi todos los seguros cubren este aspecto, eso sí hasta un coste determinado normalmente.

¿Cual es el precio?

El precio del seguro obviamente varía dependiendo del terminal y de las coberturas que ofrece el seguro. No hay un precio fijo, puesto que varía mucho en función de la empresa con la que se contrate, pero se puede hacer una estipulación:

  • Smartphones de gama alta: Para móviles de más de 400 euros como pueden ser el Iphone 6, el Samsung Galaxy Note 4 o el Sony Xperia Z3 es de entre 10 y 15 euros al mes.
  • Smartphones de gama media: Móviles de entre 250 y 400 euros como el Samsung Galaxy S4 o el LG G2 es de entre 5 y 10 euros al mes.
  • Smartphones de gama baja: Móviles de menos de 250 euros como el Nokia Lumia 520 o el HTC Desire 610 es de entre 2 y 5 euros al mes.

Que tengo que hacer si mi smartphone sufre un accidente?

Cuando tengamos un percance con nuestro terminal y nos pongamos en contacto con la empresa aseguradora, ésta nos indicará los pasos a seguir. Es un procedimiento sencillo, el único problema es el tiempo que pasa desde que enviamos el teléfono móvil a la aseguradora hasta que lo recibimos de vuelta. El periodo normal es entre dos y tres semanas.

¿Si mi móvil no se puede arreglar recibiré uno sin estrenar?

Cierto es que en caso de robo o que no haya reparación posible, la aseguradora sustituirá nuestro móvil por uno igual o de características similares. Pero por lo general, los smartphone de sustitución no son móviles sin estrenar, se trata de dispositivos reparados previamente. Esto no quiere decir que en algunas aseguradoras no pueda darse caso que el terminal de sustitución sea completamente nuevo.

    COMENTARIOS