Galaxy S6 en AndroidPhoria

Samsung ha pasado un año muy malo. El S5 llevaba en mi bolsillo algo más de un año y debo admitir que, pese a ser un buen terminal, no era lo que esperaba de un tope de gama que costaba más de 700 euros en el momento de su lanzamiento.

Ha llegado el momento de hacer la review del Galaxy S6, el nuevo terminal estrella de Samsung que pretende superar, con creces, el éxito de los anteriores smartphones de la compañía. Ahora bien, antes de empezar con el análisis surgen dos preguntas. ¿Será capaz Samsung de alcanzar la gloria obtenida con el Galaxy S2 y el Galaxy S3? ¿Ha creado Samsung un dispositivo perfecto y digno de admirar? Para la primera todavía no tenemos respuesta porque su puesta en el mercado es demasiado reciente pero para la segunda podemos dejar claro que es un rotundo SI, el Galaxy S6 es un producto interesante que todo el mundo debería analizar.

Samsung Galaxy S6 – Diseño

El Galaxy S6 es prácticamente idéntico al Galaxy S6 Edge en hardware si no contamos la pantalla curva, aquí puedes ver las diferencias entre ambos. En su interior tenemos algunas de estas cosas y mucho más, recuerda revisar las especificaciones del Galaxy S6.

  • Procesador – Exynos 7420 de 8 núcleos
  • RAM – 3 GB
  • Pantalla – 5,1 pulgadas Quad HD Super AMOLED
  • Cámara – 16 MP en la parte trasera y 5 MP en la parte frontal

El S6 es un móvil bastante bueno, su diseño es sencillo, está recubierto de metal, vidrio y silicio, algo que marca la diferencia con las generaciones anteriores. En la parte frontal vemos como una cámara de 5 megapíxeles con autofoco se esconde encima de la pantalla y en la parte trasera podemos ver como la cámara sobresale un poco y tiene al lado un pequeño hueco en donde hay un flash LED y el clásico sensor de frecuencia cardíaca que puede obtener tu pulso al momento. Esta vez se ha vuelto más cómodo y el sensor tiene una mejor accesibilidad que en el Galaxy S5.

En parte el diseño es lo que más marca la diferencia. Los marcos de metal se notan muy resistentes y enlazan perfectamente con las coberturas de Gorilla Glass 4 en la parte de la pantalla y la trasera. Es difícil expresarlo con palabras pero cuando lo coges por primera vez te das cuenta de lo bien fabricado que está. No se notan las uniones, no hay cortes, es muy cómodo y en parte se asemeja, mucho, al iPhone 6. Es casi imposible diferenciar su tacto en la mano, solo que el Galaxy S6 es un poco más delgado que el iPhone 6. No quería compararlos pero lo cierto es que se asemejan mucho y esto no es un problema, al fin y al cabo todos se copian.

 

Parte inferior Galaxy S6

Ahora bien, para cambiar la estrategia y el diseño de forma radical se han tenido que sacrificar algunas cosas como la batería intercambiable (que sí se puede cambiar pero ya no de forma habitual) o la tarjeta microSD que ha sido eliminada para dotar a los terminales de un mejor rendimiento, sobre todo a la hora de jugar con la galería en nuestro terminal. Eso sí, no hay protección IP 67 para este móvil, pese a haber demostrado que aguanta bien el agua no es resistente a esta de forma oficial así que deberás de tener cuidado. El S6 es cómodo en la mano, muy cómodo no como el S5 que se clavaba en la mano ni el S6 Edge que no termina de adaptarse a esta por la misma razón.

Samsung Galaxy S6 – Imagen y sonido

Por primera vez Samsung opta por introducir las pantallas con resolución Quad HD en la serie Galaxy S y lo cierto es que una resolución de 2560 x 1440 se siente perfecta, es excelente y asombrosa, siendo la pantalla con más densidad de píxeles del mercado.

La pantalla se ve muy nítida (es imposible diferenciar los píxeles) aunque tanta resolución afectará al consumo de batería pero no tanto como parece. La tecnología AMOLED de Samsung funciona bastante bien e incluso mejor que la IPS en determinadas condiciones, los colores son muy vivos y los negros muy profundos. La tencología AMOLED suele enviar un blanco más neutral que la LCD por lo que no deja de ser una ventaja. Si la temperatura de la pantalla no te gusta puedes cambiarla en ajustes a los diferentes modos, el Adaptivo es muy útil porque se ajusta en función del contenido aunque el modo Básico es el más neutral y más preciso de los 4.

Los ángulos de visión de la pantalla son muy buenos, creo que nunca vas a tener la sensación de no ver bien la pantalla a menos que la mires de forma perpendicular y aún así distinguirás cada cosa perfectamente.

Si nos vamos al sonido nos daremos cuenta de que el altavoz ya no está en la parte trasera, este ha sido relevado a la parte inferior del terminal (en el lugar donde muchos otros terminales como el Xperia Z3 los llevan) y que suena muy alto, perfecto para escuchar en las peores condiciones gracias a su tecnología BoomSound y su doble altavoz.

Samsung Galaxy S6 – El software

Samsung ha ido mejorando poco a poco la versión de TouchWiz y en el S6 ha alcanzado una gran madurez. Pese a que todavía hay menúes extraños lo cierto es que ahora resulta muy funcional. Te darás cuenta del cambio si vienes de un S5 y empezarás a disfrutar de Android 5.0.2 como nunca antes lo habías hecho. A la izquierda de la home tendrás Flipboard (Algo que también he tenido que eliminar en el S5 en el momento de su compra) aunque si decides quedarte con él podrás consultar tus noticias.

Samsung también ha hecho una buena limpieza e incluso de nuevas aplicaciones, ahora hay paquetes de Microsoft como OneNote y OneDrive y recuerda que puedes amoldar el tamaño de las celdas para albergar las aplicaciones, podrás meter hasta 20 accesos directos sin incluir widgets en las diferentes pantallas que puedes tener.

Software Galaxy S6

Ahora, TouchWiz, tiene 12 temas diferentes y en la tienda de Samsung puedes encontrar muchos más, algo que no necesitan la mayoría de usuarios pero que se agradece para los más “locos” de la materia. También se puede apreciar un botón que aparece en algunas aplicaciones y nos permite utilizar la multiventana en la pantalla funcionando con varias aplicaciones a la vez (útil para consultar una red social mientras consultas el feed de noticias, por ejemplo). Y no, no puedes eliminar cualquiera aplicación de fábrica pero puedes desactivarla y que esta permanezca dormida, algo que ya podíamos hacer en el Galaxy S5.

También hay mejoras en el modo privado donde podrás mantener tu teléfono a salvo de curiosos y, sobre todo, en el sensor de huellas que ahora no necesita de un deslizamiento y resulta mucho más fácil de configurar. S Health, sin embargo, ha recibido un lavado de cara pero no es que funciona mejor que antes. Y no nos olvidemos de Samsung Pay, algo que Samsung tiene en la manga para transimitir datos de pago a los diferentes lectores de banda magnética que encuentras en las tiendas aunque por el momento su uso no está demasiado extendido en España.

Samsung Galaxy S6 – La cámara

Samsung siempre ha fabricado cámaras mejores que las de otros terminales y superiores a la mayoría de teléfonos en el momento de su lanzamiento. El S6 es perfecto para los amantes de la fotografía gracias a su cámara de 16 MP con lente de Sony. Esta vez cuenta con estabilizador óptico y una lente con focal 1.9 muy buena. Las fotos son de calidad con un buen color y gran detalle gracias a la cantidad de megapíxeles.

En entornos oscuros también funciona realmente bien aunque a veces el enfoque puede tardar más de lo normal (el S6 es capaz de sacar una foto en 0,7 segundos contando el tiempo que tarda en abrir la aplicación de la cámara y el enfoque, una velocidad asombrosa). El HDR, por su parte, funciona realmente bien pero resulta útil para paisajes con grandes sombras, mejor no usarlo para todas las fotos. El hecho de poder ver las fotos en su pantalla también es una delicia, a veces la configuración de color puede hacer que se vean diferentes que en nuestra pantalla de PC o en nuestra TV, normalmente de inferior calidad a la pantalla de esta bestia.

Y por último, y no por ello menos importante, nos queda hablar de la cámara frontal con 5 MP e ideal para selfies panorámicas. Es bastante buena y funciona mucho mejor que la de su antecesor aunque sigue sin ser una gran cámara, la trasera le da mil y una vueltas. Las fotos que me he sacado en el modo belleza son demasiado cálidas y faltas de resolución, algo totalmente compresible cuando venimos de sacar fotos con su cámara trasera, la verdadera bestia. El S6 es ese terminal que puede equipararse en rapidez a los clásicos iPhone, algo que no solemos ver en Android.

Samsung Galaxy S6 camara

La aplicación de la cámara

La aplicación es simple, tendrás un botón de obturadora y un selector de modo en el extremo que puede darte acceso a ajustes rápidos como el temporizador, el flash y el HDR. Ahora bien, en la aplicación de la cámara puedes dar el salto al modo PRO y empezar a jugar con el ISO, la exposición y guardar todo en diferentes presets para cargarlos más tarde. Recuerda que el Galaxy S6 puede disparar en RAW y eso te permite obtener la foto original para su posterior retoque y corrección en PC, algo que permitirá sacar fotos con más rapidez y mejorarlas más tarde al igual que haces en una reflex pero esto se quedará para los más avanzados de la materia, no algo que pueda hacer cualquiera sin conocimientos.

Cámara del S6

La cámara también puede grabar en 4K pero no más de 5 minutos y puede sacar fotos mientras graba, su calidad es excepcional. Aquí tienes una muestra de lo que puede hacer la cámara, es una bestialidad. Puedes hacer clic en ella para verla a tamaño completo.Foto violeta del Galaxy S6

Samsung Galaxy S6 – Rendimiento y batería

El S6 ha optado por montar un SoC de la casa, un Exynos 7420 con 8 núcleos funcionando en dos tandas, cuatro núcleos a 2,1 GHz y otros cuatro a 1,5 GHz que trabajaran en conjunto con los 3 GB de RAM que incorpora. El rendimiento es bueno y no hay el lag habitual al que estamos acostumbrados (ya ni hablar de Lollipop en el S5), el S6 es ágil de verdad. Además también es cierto que el S6 apenas se calienta, en las pruebas hemos pasado más de 1 hora jugando a diferentes juegos potentes y apenas se llega a calentar, si es cierto que en los últimos minutos el terminal se notaba más cálido pero ni de lejos quemaba como lo hacen algunos de los que montan el Snapdragon 810 que tantos problemas de temperatura tiene.

Hay diferentes benchmarks del Galaxy S6, descubre los resultados:

  • AndEBench Pro – 10552
  • Vellamo 3.0 – 3677
  • 3DMark Ilimitado – 21632
  • SunSpider 1.0.2 (ms) – 674
  • GFXBench – 3.0 1080p Manhattan Offscreen (fps) 25
  • CF-Bench – 62257

Excepto en el SunSpider donde es superado por el iPhone 6 Plus en el resto de los test gana de calle a terminales como el HTC One M9 o el iPhone 6 Plus. Que el S6 es rápido no es de extrañar la pregunta está en la autonomía del terminal. El S6 tiene una batería de 2,550 mAh pero la tecnología de 14 nm empleada en el Exynos nos ofrece entre 11 y 12 horas de autonomía con un uso continuo y exigente. La autonomía del S5, por comparar, podía ser algo superior pero no mucho más de una hora en una jornada como esta y a mí me duraba 2 días. El S6 llevado de forma habitual y haciendo un uso intensivo pero no utilizado para trabajar a todas horas aguanta el día sin problemas y hasta los 2 días si no se le da un manejo extremo. Se siente bien la duración con todas las ventajas de carga rápida (en media hora se carga al 50%) que incorpora pero podría haber sido mejor, es evidente.

¿S6 o S6 Edge?

No he podido probar el S6 tan a fondo como el S6 pero lo he tenido en la mano y he sentido lo que Samsung pretende hacer. Expectación. No hay más palabras para definir al Galaxy S6 Edge. La pantalla curvada es bonito y tiene algunas funciones extra interesante pero no hay nada que justifique pagar 150 euros más por el terminal. El S6 es la apuesta segura y el gran competidor del Edge (que no se siente cómodo en la mano y tiene unos bordes que no están pulidos, pues al descender de la pantalla se choca contra la esquina y es desagradable), un terminal que funciona y se comporta a la perfección. Su competencia directa, el iPhone 6, lo va a pasar mal. Pues Samsung ha lanzado un terminal bueno de verdad y esta vez con diseño premium que va a vender cifras endiabladas. ¿Alguien lo duda?

Parte trasera Galaxy S6

 

El Galaxy S6 en un resumen

Samsung lo ha hecho bien, no dudas de ello. Espero que todos vosotros valoréis como se merece al gran terminal de 2015, creo que las demás compañías lo tienen difícil. El Galaxy S6 reúne todo lo que un terminal bueno debería tener: Un buen hardware, cámaras potentes y un interfaz funcional en un diseño muy logrado y resistente. Es lo más cerca que Samsung ha estado nunca de la perfección. Es cierto, soy amante de Samsung, pero mi valoración es objetiva, el S6 es un buen terminal y mucho mejor de lo que esperábamos los que estamos acostumbrados a luchar con el plástico de Samsung.

Lo mejor el Galaxy S6

  • Diseño robusto y elegante
  • Un apartado fotográfico perfecto
  • Rendimiento en el día a día muy bueno
  • TouchWiz ha alcanzado una gran madurez y ahora vale la pena darle una oportunidad

Lo peor del Galaxy S6

  • La batería, pese a no ser mala, es demasiado justa
  • El sensor de huellas es mejor que el del S5 pero no funciona todo lo bien que debería, a veces falla
  • A pesar de haber demostrado una buena resistencia al agua no está certificado oficialmente
  • No tiene batería extraíble ni microSD pero esto no es, al fin y al cabo, tan malo

    COMENTARIOS