Voy a hablar en singular, dando mi opinión después de usar el Samsung Galaxy S7 durante 6 meses, desde su lanzamiento. En realidad siempre he sido un fiel usuario de Samsung pero en la opinión que hice después de usar el Samsung Galaxy S6 durante 4 meses hablaba de puntos fuertes y puntos débiles pero esto es diferente.

Hasta el Samsung Galaxy S7, nunca he sentido que tenía el móvil perfecto. Vamos, en realidad el móvil perfecto no existe o puede o no serlo para algunos pero esta vez está cerca de conseguirlo, desde que tengo mi Samsung Galaxy S7 no estoy pensando en cuándo saldrá el próximo Samsung Galaxy o cuándo me compraré un nuevo móvil, me ha sorprendido tanto que no puedo negar que me encanta por los cuatro costados.

Galaxy S7 pantalla de bloqueo

¿Por qué el Samsung Galaxy S7 me está gustando tanto como móvil?

Hay muchas cosas que la gente entra a valorar cuando se compra un móvil y si quieres ver un análisis a fondo del Samsung Galaxy S7 ya lo he hecho en su momento, unos días después de usarlo pero esta vez hay que entrar a valorar qué sucede después de usar el móvil durante 6 meses, medio año, para poder decir si es o no la elección acertada.

Hay varios aspectos vitales que solo podemos ver después de llevar un tiempo largo con el móvil, aspectos como son la autonomía real del móvil, el correcto funcionamiento del software y las posibilidades de la cámara. Una a una han respondido aunque he pasado por varias etapas después de comprar el móvil y es importante mencionarlo.

Hardware y rendimiento del Samsung Galaxy S7

El hardware del Galaxy S7 es muy bueno, en realidad es de lo mejor que he probado y me atrevo a decir que el Exynos 8890 de Samsung rinde mejor que el Snapdragon 820, sobre todo cuando somos usuarios exigentes y le pedimos al móvil que nos cuente todo lo que puede dar. Ahora bien, el software del dispositivo no siempre ha funcionado del todo bien.

Cuando el Samsung Galaxy S7 salió al mercado los cuelgues y apagones eran casi habituales, después de 4 o 5 actualizaciones de software (como mínimo) el móvil se ha vuelto estable por completo y todo funciona mucho mejor. Si alguien se compra un Galaxy S7 y no lo actualiza los cuelgues pueden ser habituales aunque podría no ser problema del móvil en sí o del software, podría ser problema de otra cosa.

La microSD, útil pero un arma de doble filo

Después de llevar una temporada con el móvil y haberme comprado una microSD nueva para la ocasión (estrenar es un vicio muy malo, pero lo tengo) me había dado cuenta de que la galería no funcionaba, el móvil se colgaba más de lo normal y nada funcionaba como era de esperar. Tardé muchos días en darme de cuenta de cuál era el problema, el problema no era el software, era la maldita microSD del móvil.

Galaxy S7 microSD y nanoSIM

La verdad es que después de tener el Galaxy S6 y no haber experimentando nunca un cuelgue o un apagado forzoso el Galaxy S7 me defraudó un poco en este aspecto pero no era el móvil, era la microSD que estaba arruinando mi experiencia. A muchos le ha pasado, la microSD se ha dañado y el móvil parecía una castaña. Ahora, desde hace unos meses, llevo una microSD de Samsung Clase UHS Clase 3 y no he vuelto a experimentar ningún problema pero lo llegué a pasar mal por un momento. Meses después todo va perfecto, el móvil no se cuelga en absoluto y todo funciona como debería, el móvil es rápido y no ofrece ningún tipo de parón como al principio o cuando tuve el problema con la microSD.

La batería, ¿qué autonomía ofrece?

Una de las cosas que llegó a cabrearme mucho del Samsung Galaxy S6 era la escasa autonomía que me ofrecía, menos de un día en el mejor de los casos aunque, motivado seguramente, por la gran cantidad de software que había instalado en el terminal.

La autonomía del Galaxy S7 es bestial, ofrece un día de funcionamiento sin ningún tipo de problema, toda la jornada a pleno rendimiento y llegando a la noche con batería, es algo que un usuario exigente no encuentra en cualquier móvil. Ahora bien, para llegar a los 2 días de autonomía ya ha que forzar un poco si eres muy exigente.

Los modos de ahorro de energía, una gozada

Cuando salgo de casa y sé que no voy a volver las cosas cambian, el Galaxy S7 se convierte en ese móvil que siempre he querido, pongo el modo ahorro de energía y me olvido, puedo disfrutar de 2 días de autonomía sin problema con un uso intensivo igualmente pero a cambio pierdo las notificaciones en tiempo real y bajo un poco el brillo de la pantalla, si voy a salir un día y volveré al siguiente por la tarde no llevo cargador y nunca me quedo sin batería, es algo que cuesta conseguir y con este se consigue fácil, sin problemas.

La cámara, la bestia oculta del Galaxy S7

Cuando te compras un nuevo móvil crees que la cámara no es todo lo buena que debería o que te esperabas más, eso es porque toda cámara requiere un tiempo de aprendizaje y la del Galaxy S7 no es diferente, una vez te acostumbras a usarla te das cuentas de que tu reflex ha pasado a ser algo secundario.

Hemos perdido megapíxeles con respecto a la anterior generación pero los resultados son de infarto, el iPhone 7 todavía no supera la cámara del Galaxy S7 y eso es lo bueno, que Samsung ha dado con la clave y la del Galaxy S8 todavía va a ser mejor, o eso esperamos todos.

Foto anochecer Galaxy S7

¿Qué opino después de usar el Galaxy S7 durante tanto tiempo?

Opino que es la mejor compra que he hecho, la realidad es que he conseguido vender mi S6 a buen precio y comprar el Galaxy S7 por un precio muy bueno en su lanzamiento, no me he arrepentido en ningún momento a pesar de que no había uno de color blanco cuando salió al mercado y era mucho arriesgar cambiarlo después de llevar tanto tiempo con él.

Cuando llevo el Galaxy S7 en mi bolsillo siento que llevo una herramienta potente, una autonomía muy decente y la cámara más capaz de todos los móviles que he probado, no necesito más, con una buena cámara, autonomía y una pantalla que se ve de lujo estoy encantado y no puedo estar más feliz de conseguir un móvil así. He sido crítico pero la verdad es que esta vez poco hay que criticar, Samsung lo ha hecho bien y mi móvil no explota como el Galaxy Note 7, una pena para la compañía porque ha arruinado casi todo lo que ha conseguido en el último año.

    COMENTARIOS