YouTube

YouTube es la principal plataformas de vídeos de Internet. Cuando en un primer momento Google compró esta compañía, YouTube seguía siendo una plataforma en dónde alojar los vídeos y no tenía la importancia social que ha conseguido a día de hoy.

Un canal de YouTube con mil suscriptores hace más de 7 años era algo fabuloso y a día de hoy tener 3000 o 4000 suscriptores no significa nada, apenas generarás ingresos con esta cifra y más si tu cantidad de reproducciones diaria no es alta (varios miles de reproducciones diarias).

Ahora bien, que YouTube haya conseguido tener unas 1000 millones de visitas mensuales esto no le reporta ganancias a Google según podemos ver en TWSJ. Está claro que es una plataforma viable por la gran cantidad de maniobra que tienen sobre ella y la notoriedad que esta plataforma le otorga, pero los elevados costes para mantener tal infraestructura no les permiten sacar beneficios de esta plataforma.

Los principales problemas de YouTube

YouTube es la plataforma que todo el mundo quiere superar pero, para Google, hay un problema claro con las últimas tendencias. No es habitual que los usuarios entren en YouTube a mirar vídeos, la mayoría de sus visitas llegan a través de enlaces y redes externas como Facebook o Twitter.

Esto no sería un problema mayor siempre y cuando estas redes sigan enviando tráfico y convirtiendo sus vídeos en archivos multimedia virales con miles de reproducciones pero si lo sería en el momento que, ambas plataformas, lograsen implantar por completo sus servicios de vídeo y estos funcionasen. Ambas compañías trabajan en estos servicios pero para que le suponga un problema a YouTube antes tienen que instaurarse y ser viables.

De nada sirve que estos saquen alternativas si la gente sigue eligiendo YouTube como plataforma para ver y subir vídeos. Seguiremos de cerca los movimientos de Google y ya veremos cómo logra solventar el problema de los beneficios.

    COMENTARIOS