Xiaomi

Xiaomi es una de esas compañías que ha llegado al mercado como un viento huracanado, avanzando rápido y seguro. Xiaomi ha sido valorada la mejor startup del año y en su país, China, ha desbancado a los principales competidores como si nada (Samsung, Lenovo, Apple o Huawei). Ahora bien, ¿por qué Google está preocupada por Xiaomi?

Android no es exactamente una plataforma libre (a pesar de que muchos lo creen), ahora bien, hay una parte de este sistema operativo que puede usarse sin ningún problema, aquella parte en la que no se incluyen los servicios de Google Play (Play Store, Gmail, GMaps, GDocs, etc.). Esa es la parte que Xiaomi ha utilizado para desarrollar MIUI, una versión modificada de Android que funciona en sus terminales y no incorpora los servicios de Google Play. En China esta práctica es habitual pues muchas de las leyes obligan a las compañías a buscarse la vida y crear sus propios servicios.

Xiaomi no te anima a registrarte con una cuenta de Google cuando inicias MIUI, sino que lo haces con la Mi Account que te permite acceder a su servicio de almacenamiento online, descargar temas, descargar música o incluso descargar aplicaciones desde su propia tienda. En esta última se incluye una aplicación que te permite descargar las aplicaciones de Google en tu terminal.

¿Qué es lo que le preocupa a Google si estas prácticas no le molestan?

Por lo que podemos leer en The Information, la principal preocupación en Mountain View reside en la reciente expansión de Xiaomi a otros mercados como EE.UU. o al viejo continente donde MIUI y sus servicios si competirían directamente con los de Google. Además de esto, Xiaomi ha dejado claro que son una compañía de Internet, no solo una compañía que vende móviles.

Lei Jun (CEO de Xiaomi) dijo hace algo más de un año que tenían una plataforma móvil con servicios de Internet enorme y un montón de aplicaciones. El móvil no es más que una herramienta para ofrecer un servicio, al igual que Google hace con Android para distribuir todo tipo de servicios.

Xiaomi ha querido dejar claro desde un primer momento, cuando todavía no eran un rival para nadie, que no son solo una compañías de móviles y que sus objetivos todavía están por demostrar. ¿Podrá inquietar de verdad Xiaomi a Google en un futuro?

    COMENTARIOS