Galaxy S7 en lavadora

A veces creo que la gente está loca, sí, no es algo muy normal meter el móvil a posta en la lavadora pero todavía es menos normal grabar un lavado de 45 minutos de reloj para saber si el móvil ha sobrevivido.

Ahora bien, cuando un móvil lleva la certificación IP68 en sus características (Samsung lo ha puesto claramente en la caja del Samsung Galaxy S7) las pruebas se vuelven todavía más extremas. También hemos visto móviles sin certificación IP dentro de lavadoras con las correspondientes secuelas pero el Samsung Galaxy S7 debería aguantar el tipo.

¿Sobrevivirá el Samsung Galaxy S7 dentro de la lavadora?

No, no quiero revelar el resultado, antes quiero hablar un poco de las condiciones que harán que su vida no corra peligro. La certificación IP68 en un móvil significa que puedes sumergir tu móvil durante 30 minutos a 1 metro de profundidad en agua destilada.

Sumergir tu móvil durante 45 minutos en un bombo con detergente, suavizante y un montón de golpes no es algo que vaya a cubrir la garantía de Samsung y de hecho si este Galaxy S7 se estropea en la lavadora Samsung no tiene que arreglarlo, ellos no te dicen que su móvil aguanta algo así. Samsung no arregla la mayoría de defectos sufridos por agua en sus terminales (lo hacen todas las compañías, es normal). Además la lavadora es LG, de la competencia, y puede que sea un tanto asesina con el móvil de Samsung.

Meter un Samsung dentro de una lavadora LG, vaya sacrilegio

Bueno, antes de nada te voy a decir que el móvil ha aguantado el lavado a alta velocidad sin problema, ahora bien, cuando ha sacado el móvil todavía mojado el escáner de huellas del Galaxy S7 no funcionaba bien estando húmedo, algo completamente normal. Como ya sabemos el Galaxy S7 es resistente al agua pero no se puede usar bajo el agua. Hay que decir que lo ha metido con una funda por eso de los golpes y la verdad es que sale impoluto, más limpio imposible.

Eso sí, al salir de la lavadora la pantalla táctil funcionaba perfectamente de forma más sensible todavía y el móvil no ha tenido problemas para conectar al WiFi, reproducir música o grabar vídeos lo que significa que el Galaxy S7 ha aguantado sin problema este test. Es impresionante pero no podemos olvidar que Samsung ha tomado medidas para que el Galaxy S7 no tuviese problemas con el agua ya que incorpora lo siguiente:

  • Recubrimiento en el puerto de carga que mantiene el agua fuera del mismo siempre y cuando el dispositivo no se sumerja más de 1,5 metros.
  • Recubrimiento en el altavoz que permite pasar el sonido pero no permite pasar el agua a través del mismo, una membrana de diseño avanzado que ha demostrado funcionar de forma óptima.
  • Sellado de goma alrededor del jack de 3,5 mm similar al que usa en el puerto de carga.

La verdad es que estas medidas han demostrado ser suficientes para fabricar un teléfono resistente al agua aunque incorpora muchas modificaciones en el interior para prevenir los daños por agua. Una vez más el Samsung Galaxy S7 ha demostrado que cumple a la perfección aunque no aguanta una caía de 200 metros ahí sí se destroza. Lo veréis pronto, pero en esa prueba todos mueren.

    COMENTARIOS