Si nos sigues habitualmente, sabrás que ya hemos hecho algún post dónde mostramos test descabellados realizados a buques insignia por algunos usuarios. Los terminales elegidos para hacer estas locuras suelen ser el Galaxy S6 y el iPhone 6, y es que están considerados como los mejores terminales del momento aunque son totalmente distintos.

Anteriormente te mostramos vídeos donde los Galaxy S6 eran sometidos a verdaderas torturas, pues vimos cómo lo sumergían en Coca-Cola, en Pepsi y Sprite, en Red Bull e incluso vimos cómo era tiroteado y hasta quemado por un soplete. Pero todo eso no es nada en comparación con el vídeo que me encontrado hoy por YouTube, y es que hacen un test de resistencia a presión y a martillazos al Galaxy S6. Esto no es nada alarmante, pues es más impresionante verlo arder por un soplete, sin embargo lo que impresiona es que se trata del Galaxy S6 Edge edición limitada Iron Man.

Si no estás al tanto, tan solo se han fabricado 1000 unidades de esta atractiva versión del Galaxy S6 Edge, y anteriormente fue noticia que una de estas unidades alcanzó un precio de 92.000 dólares en una puja, ¡ahí es nada!. A pesar del valor de este terminal, un usuario de YouTube decidió hacerlo trizas con un martillo, pudiendo haber utilizado un Galaxy S6 Edge normal, que aunque también duela, no hiere ni la mitad.

Aguanta como un campeón

En el vídeo vemos como primero coloca el S6 Edge en un tornillo de banco y una vez fijado comienza a apretarlo con mucha fuerza, pero el terminal resiste como un bellaco, aunque en un momento determinado del apriete suena un chasquido que indica que algo estalló, pero no es nada en comparación con lo que se le viene luego encima al S6 Edge Iron Man, pues el usuario utiliza un martillo para golpear la parte superior del teléfono, que hay que decir que resiste estupendamente.

Viendo lo duro que es dándole golpes en perpendicular a la parte superior, decide acabar con él a base de golpes en diagonal sobre la parte superior de la pantalla, lo que provoca que el móvil se doble quedando totalmente destrozado. No contento con ello, saca el smartphone del tornillo de banco para ver el resultado del destrozo, y como todavía queda una pequeña parte de la pantalla sin estar muy dañada, sigue golpeándolo hasta que no queda absolutamente nada intacto.

Está claro que con este test no demuestras nada, únicamente la estupidez humana de romper una unidad limitada del mejor teléfono móvil hasta el momento, pero hay que decir a favor de Samsung que han hecho un terminal más resistente que lo que todos esperábamos, pues estábamos acostumbrados a que la pantalla se rompiera con una caída no demasiado dura.

    COMENTARIOS