Samsung

A veces algunas noticias pasan desapercibidas y esta vez hemos visto una muy curiosa en The Korea Times, parece que Samsung se prepara para la era post-smartphones y su estrategia es muy sorprendente, habrá que ver si finalmente logra salirle bien.

Hace mucho tiempo que hemos hablado de que Android vendía 8 o 9 de cada 10 teléfonos móviles del mercado pero sin embargo, pese a Apple vender menos del 20% se repartía más del 80% de beneficios. Esta última cifra es la que Samsung quiere mejorar de cara al futuro, mejorando la rentabilidad de su empresa y, sobre todo, en el sector de la telefonía móvil.

Samsung Tizen

Samsung se preparar para mejorar sus beneficios

La estrategia de Samsung para seguir creciendo es aumentar los beneficios, tener un margen de ingresos muy superior al presupuesto de gasto ayuda a Samsung a ganar inversión, crear nuevos proyectos y seguir a la vanguardia de la tecnología.

Samsung no va a dejar que las cuotas de ventas (no podemos olvidar que es la compañía que más móviles vende a nivel mundial actualmente) bajen de forma exagerada pero tampoco se van a centrar en hacer una política de precios agresiva que haga mermar las ganancias.

Samsung ha comentado que si hay que liquidar stock con promociones de precio agresivas se hará pero que su filosofía no será esa, sino más bien reducir los costos y aumentar el margen de beneficios, algo que no se consigue bajando de forma desmesurada los precios.

¿Cómo aumentar los beneficios con la actual competencia?

Samsung es consciente de que las nuevas marcas vienen pegando muy fuerte y la competencia tiene unos precios agresivos, precios que perjudican seriamente las ganancias de la compañía. Ahora bien, si tienes el mejor móvil del mercado, por mucho que cueste, se va a vender igual.

Samsung se centrará en producir menos móviles y mejores, en hacerlo realmente bien cuando saque un teléfono móvil y eso le permitirá que el público con una alto poder adquisitivo se compren sus terminales. Los coreanos esperan aumentar el margen de beneficio de su división de móviles en un 17% durante el segundo trimestre de este 2016 y eso sería una mejora muy elevada.

La competencia es brutal y eso no ayuda a Samsung en su camino

Samsung  va sacar menos móviles al mercado ya que sus competidores hacen estrategias tan agresivas que en algunas gamas es casi imposible sacar beneficio de las ventas. La compañía habla de forma positiva de su Galaxy S7 y Galaxy S7 Edge, estos terminales pese a ser caros tienen un buen margen de beneficio y se han vendido de lujo, pues son actualmente los mejores teléfonos del mercado hasta que el Note 7 venga a quitarles el puesto en un sector diferente, sector en el que pueden convivir y mejorar las ganancias de la compañía.

LG también quiere copiar a Samsung

Por otra parte LG también quiere seguir los pasos de Samsung pero esta empresa no está en la misma posición, pues sus beneficios son menores y sus cuotas de venta no son todo lo elevadas que deberían.

LG lo tiene mucho más difícil si quiere estar preparar para la era post-smartphone y lo cierto que nos parece que van a tener que trabajar en una vía diferente a la que Samsung lo hace, la fama también es necesaria para seguir creciendo y esta hay que ganársela, bien sea de forma natural o a golpe de talonario.

    COMENTARIOS