Galaxy S7 plata comprar

Después de pasearnos por el MWC de 2016 hemos visto que, en la gama alta, hay un claro ganador. Samsung ha conseguido mantener su posición de privilegio con el lanzamiento del Samsung Galaxy S7 y el Samsung Galaxy S7 Edge, pues logrará mantenerse en la primera posición después de recibir críticas positivas por parte de todos los asistentes y la prensa especializada.

No es que lo digamos solo nosotros, la realidad es esta y el Galaxy S7 se ha convertido en el móvil estrella de 2016 a pesar de que sus competidores e incluso la gama media premium han apretado muy fuerte para lograr ganar la primera posición. Samsung ha demostrado, con el Galaxy S7, que puede hacer bien las cosas y se ha guardado en la manga unas cuantas mejoras para el futuro Galaxy S8. Hay razones para odiar el S7 pero no son más que simples razones.

Trasera Galaxy S7 Blanco

Samsung preve vender más Galaxy S7 que Galaxy S6

Samsung ha demostrado en 2015 que quería cambiar el rumbo, con el lanzamiento del Galaxy S6 ha demostrado ser una empresa que podía lanzar terminales premium de verdad y situar a su smartphone como el mejor durante todo un año. Hasta la fecha el Galaxy S6 ha seguido siendo el mejor terminal hasta que el Galaxy S7 ha tomado el relevo, tanto por potencia como por su excelente cámara.

Para mejorar el S6 Samsung ha añadido la microSD (algo que los usuarios querían) y la resistencia al agua, además de un software más depurado que ya está presente en el Galaxy S6. Samsung sabe que va a ser difícil sacar un terminal mejor que el Galaxy S7 y ya con este terminal se ha dejado en el tintero dos mejoras para el futuro Galaxy S8, la pantalla táctil con sensibilidad a la presión, el USB Type-C e incluso ha reservado algo que podría ser o no el futuro, una batería capaz de cargarse en menos de 10 minutos o bien una batería extraíble. Todos sabemos que cambiar la batería es vital para poder mantener el smartphone al 100% de capacidad durante varios años.

Ahora, con el Galaxy S7, además de todo eso se ha pulido el diseño, se ha eliminado la joroba de la cámara y se ha situado como el próximo líder de ventas. Samsung tiene previsto fabricar 17,3 millones de S7 y S7 Edge antes de abril en comparación con los 15,2 millones del S6. Además este año sí se preve vender tantos Edge como móviles normales y por eso han empleado esa estrategia agresiva en el precio, subiendo el precio del modelo base y bajando el del modelo caro para que la gente piense, casi 750, mejor me voy a por los 800 del Edge y tengo un móvil mejor, parece que no pero la psicología hará el resto.

No sabemos si son o no demasiado optimistas o si tendrán que aumentar la producción pero está claro que este año vuelven a estar en el podium y todos los rivales deberían temblar porque Samsung lo ha vuelto a hacer y suponemos que este año el S7 dejará unos beneficios mucho mayores al S6 por unos costes de fabricación menores y algunos procesos reaprovechados. Hemos probado el Galaxy S7 y estas son nuestras primeras impresiones.

Fuente | SamMobile

    COMENTARIOS