Galaxy S7 Androidphoria

Gracias al MWC de 2016 hemos podido descubrir el Galaxy S7, si eres asiduo en Androidphoria ya habrás consultado las primeras impresiones sobre el Galaxy S7 y lo cierto es que este terminal nos ha encantado, ahora bien, hay alguna que otra razón por la que el Galaxy S7 podría no gustarte.

Cuando hablamos de móviles y alguien pregunta, ¿cuál es el mejor móvil? Nosotros siempre decimos lo mismo, ¿qué buscas en un terminal? Quizás las necesidades que cubre cada uno son el determinante para decantarte por un terminal en concreto y para nada hay que entrar a valorar el móvil universal, pues no hay ningún smartphone perfecto.

Trasera Galaxy S7 Blanco

¿Qué tiene de malo el Samsung Galaxy S7?

Si te ha gustado el Galaxy S6 seguramente este terminal no tendrá nada de malo, hay varias razones por las que deberías pasarte al nuevo terminal de Samsung como la ranura para microSD, una batería mejorada, la mejor pantalla hasta la fecha, más cantidad de RAM y la resistencia al agua pero aún así hay algunos detalles que no van a contentar a todos y no está de más que los sepas.

Samsung no tiene la mejor opción de almacenamiento

Samsung ha intentado convercernos, con el Galaxy S6, de que la microSD era un atraso, de que hacía que el rendimiento del terminal no fuese el esperado y por eso se ha animado a quitarla. Yo personalmente tengo bastante con los 32 GB que trae de serie cualquiera modelo base del S7 o el S6 que ofrece unos 20 GB libres y eso no es un problema. Ahora bien, en caso de que seas un usuario de esos que sí necesita espacio libre la microSD te vendrá de perlas pero no hay una opción de 128 GB por el momento e incluso en algunos mercados se han dejado atrás la versión de 64 GB.

Una buena microSD de hasta 200 GB hará que tengas espacio de sobra sumados a los 32 GB que ofrece pero el problema reside en que Marshmallow no permite que esta microSD se use como almacenamiento para las aplicaciones y los juegos y en la actualidad estos pueden ocupar mucho, con el root se soluciona el problema pero no es una opción nativa ni la más óptima. Algunas personas echaran de menos un modelo con más capacidad y más teniendo en cuenta esta limitación. Ni el LG G5 ni el Galaxy S7 permiten usar la SD como almacenamiento extendido, solo se puede usar para guardar música, imágenes o fotos. Samsung podría habilitar esta característica por medio de software así que en este aspecto todavía no está todo vendido.

El Galaxy S7 es muy caro

El Samsung Galaxy S7 costará unos 719 euros en su versión más económica de 32 GB. Actualmente ya puedes pre-comprar el Galaxy S7 en Amazon tanto en su versión base como en su versión Edge que cuesta 819 euros.

Se hablaba de que, como el Galaxy S7 no innova tanto, podría tener un precio menor al Galaxy S6 y seguramente lo tenga con el paso del tiempo pero en el momento de su lanzamiento es más caro, lo que es más barato es el Galaxy S7 Edge pero tampoco es que 30 euros nos vayan a quitar de pobres o ricos. Si vas a sacar provecho al terminal más potente del mercado puede que valga la pena pero en caso contrario quizás irte a una solución más económica y casi igual de potente o más como el Xiaomi Mi5 pueden ser una mejor opción.

Lanzamiento Galaxy S7

El Galaxy S7 no permite cambiar la batería

En cuanto los chasis unibody llegan al mercado para quedarse y se fabrican móviles en aluminio con resistencia al agua se pierden algunas cosas interesantes como la posibilidad de cambiar la batería. El Galaxy S7 tendrá una buena autonomía pero la opción de llevar una segunda batería es crucial para muchos algo que sí tiene el LG G5, su principal competidor. En cuanto al problema de esta característica es que, si eres un usuario intensivo, la batería puede perder la capacidad total con el paso del tiempo y si cargas el móvil casi 2 veces al día en un año vas a perder un % de su capacidad considerable que podría requerir un cambio de batería y de esta forma lo que vas a necesitar es un cambio de terminal.

Si sueles actualizar tu móvil cada año esto podría no ser un problema o si no das un uso muy intenso al mismo pero en caso contrario sí lo es, yo mismo lo noto con el S6, no lleva ni un año conmigo y ya pide otra batería que no tengo a gritos. Se puede cambiar pero el precio es elevado, no es cambiarla por 20 o 40 euros, se necesita desmontar el terminal y hacer un cambio perfecto para que siga como estaba en el momento de su compra y eso cuesta dinero y puede no salir del todo bien.

El Galaxy S7 es un buen móvil, pero no es el móvil perfecto

A pesar de que a muchos esto puede parecerle una tontería sí es cierto que el Galaxy S7 no es el móvil perfecto. Para mí personalmente es de lo mejor que encuentro porque me gusta llevar lo mejor de lo mejor pero el problema de la batería es el único handicap a la hora de tirarme al completo a por el.

Hay ciertas ausencias como el puerto USB Type-C que a mi no me vendría nada bien (pues tengo todos los accesorios adaptados al micro-USB y me viene bien) y la ausencia del 3D Touch que se han quedado para una versión mejorada o para el posible Note 6. ¿A vosotros qué os parece? ¿Creéis que es el momento de comprar un Galaxy S7 o la hora de adquirir un S6 al mejor precio?

    COMENTARIOS