puerta trasera YotaPhone

Sorpresa, Sorpresa, el YotaPhone fabricado en Rusia, más conocido por tener una pantalla de tinta electrónica en su parte trasera, podría tener una especie de puerta trasera para que la KGB (ahora conocida como el FSB Ruso) pueda espiar los terminales.

Que los terminales se vendan de esta forma es asegurar el estado de paz de la nación y aunque la gente lo crea, en la Rusa moderna todavía hay demasiada censura y control de las personas. Chemezov, representante de la empresa que fabrica el smartphone, afirma que el iPhone es un teléfono elegido por los terroristas así como otros móviles que pueden ser completamente cifrados y no gozan de una puerta trasera real para que puedan utilizar los gobiernos, al menos no por un backdoor reconocido de forma oficial por las compañías.

Además de esto, hay nuevas noticias

Chemezov promete que el YotaPhone 3 llegaría en febrero de 2016 y en verano de ese mismo año se lanzaría una versión económica del terminal además de un cargador inalámbrico y las tablets que ha empezado a diseñar la compañía. Lo que sí nos preguntamos es si la compañía tendrá incluso acceso al sistema GPS para seguir a los terroristas.

ACTUALIZACIÓN:

Al parecer, YotaPhone ha afirmado que se trata de una ley federal que se rige por el estado y la agencia de seguridad nacional. No es algo que cualquiera pueda utilizar al libre albedrío sino que será necesaria una orden de la corte rusa para poder acceder a este sistema y consultar datos acerca de los posibles terminales en manos de terroristas o gente que comprometa la seguridad del país. Estas órdenes también son necesarias para acceder a datos de los ISP, operadores móviles y algunas otros fabricantes.

En una segunda aclaración YotaPhone ha afirmado que no hay una puerta trasera y que los culpables son la fuente oficial (especificada abajo) que ha hecho, según ellos, una mala interpretación de las palabras del señor Chemezov.

A mí personalmente todo esto me huele un tanto raro pero creo que es algo que finalmente pueden hacer la mayoría de los gobiernos, acceder a terminales potencialmente peligrosos a través de órdenes judiciales. ¿A vosotros qué os parece?

Vía | Hi-Tech

    COMENTARIOS