Los principales fabricantes de smartphones a la hora de lanzar un buque insignia al mercado, acostumbran a lanzar varias versiones del mismo en la que principal diferencia es el tamaño de la pantalla, aunque normalmente también cambian las especificaciones. Uno de los fabricantes que ha seguido esta táctica de mercado es HTC, de este modo pueden tener contentos a todos los usuarios, ofreciendo opciones para los que buscan terminales con la pantalla grande como para los que los prefieren más compactos, pero esto se acabó, puesto que HTC ya no fabricará más móviles con el apellido “Mini”, así que puedes ir olvidándote de la posibilidad de adquirir un One M9 en versión compacta, porque no verá la luz.

Las versiones “Mini” no han tenido la aceptación esperada

La mejor gama de móviles de HTC es la perteneciente a la familia One, y la compañía nos tenía acostumbrados a lanzar una versión “Max” de estos modelos y una “Mini”, pero esta última parece que ya no la veremos más. Esta decisión ha sido tomada por HTC debido a que sus móviles en versiones compactas nunca han tenido demasiada aceptación en el mercado, y es algo lógico, puesto que en el ámbito de los móviles “pequeños” la firma taiwanesa tiene mucha competencia a la que no se puede enfrentar, puesto que sus precios son más elevados que los de otros dispositivos similares de otras marcas.

El encargado de informar sobre esta nueva decisión ha sido Jack Tong, el presidente de la compañía de la parte norte de Asia, que ha dicho que ahora se centrarían en las tendencias del mercado, así que podemos interpretar que a partir de ahora la pantalla más pequeña que veremos en un HTC de gama media o e gama alta, será de al menos 5 pulgadas.htc-deja-de-fabricar-moviles-mini1

HTC parece haber tomado una decisión correcta, puesto que así se centrarán más en la creación de dispositivos potentes y con pantalla grande, que últimamente es lo más solicitado por el público y por otra parte, ¿para qué seguir haciendo móviles que no van a tener apenas aceptación?.

Sin embargo también hay que decir que los fabricantes acostumbran a dotar a las versiones compactas de los alta gama con peor hardware que las versiones normales y las versiones más grandes, así que es obvio que no tengan la acogida esperada. El único que respecta las especificaciones del tope de gama en la versión compacta ha sido Sony con su Xperia Z3 Compact, que mantiene las especificaciones de la versión normal, pero reduce el tamaño, y lo cierto es que es un móvil que ha logrado unos buenos resultados de ventas.

    COMENTARIOS