A día de hoy, sobre todo en las ciudades, disfrutamos de una velocidad a internet rápida en nuestros smartphone, pues en la mayoría de zonas urbanas disfrutamos ya de la cobertura 4G y además actualmente las conexiones WiFi gozan de una velocidad muy aceptable, así que no tenemos problemas para navegar rápido por internet en nuestro Android. Sin embargo, has de saber que no se puede hacer igual de rápido en todos los terminales, pues dependerá de las antenas que monte cada uno, pues obviamente no todas son iguales, ni en dispositivos de la misma marca y de la misma gama.

En este post, te mostramos una comparativa que ha hecho un usuario de la velocidad de internet entre varios terminales conectados a la misma red WiFi, los smartphone elegidos son los que podemos considerar los dos mejores terminales Android, el Samsung Galaxy S6 y el Samsung Galaxy S6 Edge y por otra parte los dos mejores terminales con iOS, el Apple iPhone 6 y el Apple iPhone 6 Plus.

En teoría, todos deberían de gozar de la misma velocidad de subida y bajada, o en todo caso, muy similar, pues los cuatro son buques insignia con un precio mayor al salario mínimo en España y no hay diferencias de precio abismales entre ellos, así que aunque no equipen el mismo software ni hardware, el rendimiento entre ellos no debería ser muy distante, pero sin embargo esto no sucede, y demostrado queda con esta comparativa.

Un 50% más rápido

La comparativa está hecha estando los terminales conectados a la misma red WiFi y utilizando la misma aplicación para medir la velocidad de conexión, en este caso Ookla, y como se puede ver, la velocidad apenas varía en el caso de los iPhone, tan solo un poco en la velocidad de subida. En el caso de los Galaxy S6, la velocidad de subida apenas varía, siendo superior la del S6 Edge, pero en la velocidad de bajada, el Galaxy S6 Edge registra 185Mbps frente a los 154Mmbps de la versión normal.

Pero sin duda lo más alarmista de esta comparativa es ver la diferencia que hay entre los iPhone y los Galaxy, pues el Galaxy S6 es un 50% más rápido en velocidad de bajada que cualquiera de los iPhone 6  y el Galaxy S6 Edge un 85%, un dato verdaderamente increíble. Respecto a la velocidad de subida también vemos una gran diferencia, aunque no tan alarmante como con la diferencia entre las velocidades de bajada.

También observamos que el test comienza nada más pulsa el botón dedicado a ello en los Galaxy S6, sin embargo, en los iPhone el test tarda unos segundos en comenzar, aunque este dato no es demasiado relevante, pues son dos sistemas operativos totalmente distintos. De todos modos, lo importante de este test es que es bastante alarmante la diferencia de velocidad que hay entre dos terminales considerados “top“, lo que nos hace preguntarnos si hay tanta diferencia en el hardware o es debido al software.

    COMENTARIOS