Samsung se ve obligado a aumentar la producción de sus Galaxy S6 de color oro. Parece que a Samsung no leva nada mal con la venta de su tope de gama, el Samsung Galaxy S6 y el Galaxy S6 Edge. Tanto es así, que se han visto obligados a aumentar la producción de los terminales de color oro en las dos variantes, pues parece ser que el stock en Europa para este color está llegando al límite.

Según los datos de ventas de Samsung, 1 de cada 4 de sus dispositivos estrella vendidos es en color dorado, lo que indica que los gustos de los europeos en cuanto a preferencia de colores han cambiado y parece que el color oro se está convirtiendo en el nuevo negro, preferido por la mayoría de usuarios.

El vicepresidente de Samsung en Gran bretaña se ha pronunciado al respecto

Conor Pierce ha declarado lo siguiente: “Durante varios años, los smartphone blancos y negros han sido los colores principales elegidos por los diseñadores a la hora de crear teléfonos móviles, sin embargo, en base a los datos que estamos recibiendo del mercado, los consumidores se están volviendo mucho más extrovertidos en cuanto a preferencias de color. Desde que el Galaxy S6 y el Galaxy S6 Edge salieran a la venta el mes pasado, hemos visto una demanda similar del color oro platino como de colores más tradicionales como el blanco perla y el negro zafiro. Nos ha sorprendido la reacción del mercado, lo que significa que tenemos que intensificar la producción de los terminales en color oro platino para mantener al día la demanda“.samsung-oro2

Esto nos hace ver que la mayoría de nuevos usuarios del tope de gama de Samsung se están decantando por los colores más exclusivos, dejando cada vez más de lado los colores tradicionales y más discretos como son el blanco y el negro, por lo que estos resultados pueden ser tomados como referencia por otros fabricantes y que en consecuencia, se abandonen cada vez más los típicos dispositivos negros o blancos para ofrecer colores más vistosos que nos produzcan sensaciones visuales nuevas.

    COMENTARIOS