apple-store-bruxelas

Hay cosas que nos cuesta entender, la verdad, no podemos entender hasta qué punto un cliente de una marca puede enfadarse con la compañía. Ahora bien, pese al enfado es raro que la agresión frente a la tienda llegue a pasar de alguna conversación subida de tono.

Todo lo contrario hizo el joven del vídeo en Francia donde, después de una mala resolución con su caso en particular, decidió tomarse la justicia por su cuenta y producir 50.000 euros de daños en la Apple Store del centro comercial La Toison d´Or, en Dijon.

¿Qué hay que romper para causar 50.000 euros de destrozo?

Por lo que podemos ver en el vídeo el cliente toma una bola de petanca y empieza a romper móviles, seguramente los nuevos iPhone 7. Como mínimo en el vídeo vemos como rompe cerca de una docena de móviles con la bola de petanca.

Por si romper iPhones no fuese suficiente también se ha tomado el lujo de romper un MacBook Air y lo que ha encontrado por el camino. La verdad es que viendo el vídeo creemos que algunos de esos iMac que hay al fondo también se han llevado un buen golpe en la pantalla.

Se cabrea con Apple y causa 50.000 euros de daños, ¿tendrá que pagarlos?

Hay 2 vídeos más que nos muestran cómo termina la reducción del individuo ya que los miembros de la Apple Store tienen prohibido actuar ante casos de violencia, solo deben esperar a que se calme o llamar a las autoridades pertinentes.

A la salida de la Apple Store el individuo se encontró con miembros de seguridad del centro comercial y, tras mucha paciencia, lograron reducir al hombre mientras esperaban a que llegase la policía. En el momento el acto puede parecer cómico pero habrá que ver qué le sucede a este hombre después de ir a juicio donde, seguramente, se tenga que hacer cargo del destrozo de 50.000 euros que ha causado en la Apple Store.

No podemos entender que la paciencia de alguien llegue a estos límites, hubiese terminado antes robando un móvil y huyendo aunque no sabemos realmente cuál era el problema ni si eso le traería, en realidad, un problema mayor que haber hecho tal destrozo en la tienda. Si queréis saber más sobre el caso solo tenéis que prestar un vistazo al periódico francés Le Journal.

    COMENTARIOS