Ver el consumo de batería en Marshmallow

Un nuevo mes significa tener un nuevo parche de seguridad en Android y lo cierto es que con este nuevo parche también sale una nueva tabla con la fragmentación de Android gracias al blog de desarrolladores de Android.

En el último mes Android Marshmallow habría crecido bastante ya que estaba en el 7,5% de móviles de todo el mundo y ahora parece que ha llegado a la estupenda cifra del 10% (y aún lo celebramos), más de 6 meses después de que Android Marshmallow haya llegado al mercado algunos lo estamos celebrando como si fuese una victoria y no deja de ser un dato que nos deja ver la gran fragmentación de Android aunque la adopción no está siendo para nada mala.

Cuota Marshmallow Junio 2016

Android Marshmallow ha llegado a 1 de cada 10 móviles Android

Si lo comparamos con la adopción de Android Lollipop el pasado año por estas fechas ya iba en el 12,4% y eso que ha sido una de las peores hasta la fecha. Actualmente Lollipop todavía conserva un 35% mientras que KitKat ha adoptado la cifra del 31,6% de móviles Android, unas cifras que nos hacen ver lo mal que va Android en este aspecto, incluso sacando actualizaciones mensuales de seguridad.

Ahora, muy pronto, algunos de los móviles más vendidos de Samsung como el Samsung Galaxy S6 y Samsung Galaxy Note 5 recibirán también Marshmallow (en las regiones que queda) por lo que la cuota de Marshmallow debería seguir creciendo. Eso sí, ha habido un montón de problemas con muchas de las actualizaciones, sobre todo cuando hablamos de determinadas regiones, que están lastrando la adopción de Marshmallow de una forma bestial.

Estos números confirman que la fragmentación de Android sigue y es un problema real, a veces incluso sorprende ver que todavía quedan dispositivos con Android 2.2 Froyo, Gingerbread o Ice Cream Sandwich pero no todos los usuarios son fanáticos y de momento les funciona WhatsApp, quizás el día que WhatsApp deje de apoyar versiones de Android muy antiguas podrían desaparecer estas cuotas ínfimas del mercado.

De momento, mientras Google no haga nada para solucionarlo, seguiremos recibiendo actualizaciones de Android a cuentagotas y no podemos quejarnos, a veces terminan llegando y otras los usuarios lloran y lloran a las compañías pero no consiguen nada de nada, los operadores aún ponen más complicado esto ya que tardan todavía más que las marcas en actualizar los terminales y en algunos casos ni siquiera lanzan la actualización.

    COMENTARIOS