XE carga inalámbrica

La carga inalámbrica está muy bien, es útil porque no tienes porque andar enchufando un conector micro-USB o un conector USB Type-C a tu smartphone pero la verdad es que, en cuanto a utilidad real, no tiene mucha más.

He probado la carga inalámbrica en mi Galaxy S6 con su base original y lo cierto es que funciona bien, pero tampoco es que sea eso la panacea. Cuando pongo mi Galaxy S6 sin funda sobre la base original este resbala muchísimo encima de la misma y cargarlo con una funda de plástico es la mejor opción, para que no resbale tanto. Tengo el cargador inalámbrico más bien apartado y, a pesar de que hay un cargador inalámbrico con carga rápida, no le veo mucha utilidad.

Carga inalámbrica real

¿Cuándo tendremos carga inalámbrica de verdad?

La utilidad real de la carga inalámbrica será esa que te permita cargar el móvil a unos metros de distancia del cargador, dejándote la posibilidad de usar el móvil en cama sin necesidad de tenerlo conectado y eso sí que será verdaderamente cómodo aunque no sabemos cuánto de perjudicial será para la salud.

La carga inalámbrica a distancia parece que está empezando a dar sus primeros pasos y una startup ucraniana llamada TechNovator ha diseñado el XE, un cargador que funciona a 5 metros de distancia. Eso sí, este cargador por el momento está pensado para el iPhone 6 y no para ningún móvil Android pero, por su construcción, podría servir para cualquier móvil sin problema.

El XE tiene una base de carga de 15 x 15 x 40 cm, de momento bastante aparatosa, que es capaz de cargar el móvil a través de una carcasa especial para el mismo aunque, en el futuro, se espera que esta base solo sea una pequeña pegatina que se adhiera al móvil que vamos a cargar. Para las pruebas está impreso en 3D pero su diseño comercial tendrá un aspecto definido. Si la tecnología funciona y se vuelve un estándar podría estar directamente integrada en el móvil.

XE, el cargador inalámbrico real que funciona

El XE podría estar a la venta a principios de 2016 pero tiene algunas desventajas importantes a día de hoy:

  • Su base de carga es muy grande.
  • La antena tarda 20 segundos en empezar a cargar.
  • Por el momento hay que enganchar un objeto al móvil por lo que no lo tendremos completamente libre.

Eso sí, carga a una distancia de hasta 5 metros y esperamos que los grandes fabricantes copien, imiten y mejoren el sistema muy pronto como suelen hacer. No es ninguna locura, la carga funciona a través de ondas de radio y no es la única que lo ha hecho así.

El XE es capaz de cargar de 2,5 a 5 Vatios y el equipo trabaja desde Polonia para poder tener un prototipo listo en la UE a principios de 2016 y que este sea certificado para poder venderse al consumidor. El precio final se espera que se cifre en 150 o 200 dólares y aunque por el momento será bastante caro es un primer paso hacia la carga inalámbrica real.

    COMENTARIOS