Menos Bloatware Google Apps

No todo el mundo sabe cómo funciona el Android de Google. A veces, por desconocimiento, la gente cree que Android es libre pero eso no es del todo cierto. AOSP es el proyecto Android de código abierto al que todos los fabricantes tienen acceso y pueden decidir hacer todo tipo de modificaciones.

AOSP es la base a la que empresas como Cyanogen ponen sus pinceladas y crean a partir de ahí un Android alternativo al de Google, basándose en los usuarios y experiencia, debemos tener en cuenta que Cyanogen ya tiene más usuarios que Windows Phone y BlackBerry juntos por lo que la cifra no es para nada despreciable aunque todavía está lejos de convertirse en una alternativa pareja a Android.

Todo cambia cuando decides instalar aplicaciones de Google en Android, aplicaciones como la Google Play o Gmail, una variedad de apps que están incluidas dentro de la suite de Google (conocida como Servicios de Google o las Google Apps) para la que esta empresa pone sus propias normas.

Servicios de Google obligatorios en Android

Google no obligará a los fabricantes a instalar tantas aplicaciones

Aunque las capas de personalización aplican su propia personalización con su consiguiente bloatware, gestos y ajustes nuevos, Google también obliga a los fabricantes a instalar una serie de aplicaciones una vez cumplen las normas y, a partir de ahora, ha decidido eliminar de la lista muchas de ellas que los usuarios no usan por lo general.

A muchos usuarios le extrañaba oír que algunos de los próximos Samsung ya no incluirían Google+ por defecto pero a partir de ahora tampoco incluirán preinstalados servicios como Google Play Games, Google Play Kiosko, Google Play Books, Google eBooks, Google Earth y Google Keep (algunos de ellos ya se eliminaron anteriormente).

Estas aplicaciones seguirán en Google Play y cualquiera podrá instalarlas pero ya no tendrás que inhabilitarlas nada más comprarte un nuevo teléfono con Android. Eso sí, esto no quiere decir que algunos fabricantes puedan decidir por ti a la hora de preinstalar aplicaciones de la casa.

Eso sí, nos agrada ver cómo el propio Google se ha dado cuenta de que muchos usuarios no necesitan ciertas aplicaciones y no tienen porqué comérselas con patatas, o eso o la gran demanda por parte de los usuarios ha conseguido asustar a Google y demostrarle que ese no es el camino a seguir.

    COMENTARIOS