El pasado mes te hablamos del Oukitel K4000, un dispositivo que destacaba por contar con una batería de gran capacidad que nos promete 7 días de autonomía y una pantalla con una resistencia muy alta a los golpes, y lo cierto es que parece increíble que una pantalla de un móvil pueda ser tan dura, pues hemos visto un test de resistencia del Oukitel K4000 que nos hace pensar de qué está hecha su pantalla para ser tan sumamente resistente.

Normalmente cuando se crea un terminal resistente está pensado para que, a pesar de que se nos caiga y se lleve un golpe lo resista perfectamente, sin embargo la pantalla de este Oukitel K4000 parece que está preparada para lo que le venga encima, pues la compañía ha publicado un vídeo en YouTube en el que podemos ver como una persona utiliza este teléfono para clavar puntas en un trozo de madera.

El Oukitel K4000 clava 10 clavos en una madera sin sufrir ni un rasguño

Simplemente el hecho de poder utilizar un móvil para clavar un clavo en una madera sin que la pantalla se rompa resulta increíble, pero más increíble aún es si tenemos en cuenta que el Oukitel K4000 ha sido capaz de clavar nada más y nada menos que 10 clavos de distinto tamaño, yendo de menor a mayor, pues está claro que no es lo mismo clavar una punta de 1mm de diámetro que una de 3mm.

https://www.youtube.com/watch?t=117&v=NGE-5s3b5ec

En este vídeo podemos ver como la persona encargada de hacer el test da unos golpes muy contundentes con el K4000, pues para clavar las puntas de mayor tamaño necesita golpear con mucha fuerza, no obstante lo que más sorprende no es que resista semejantes golpes si romperse, es que se aplique tanta fuerza en tan poca superficie y la pantalla no se rompa, pues no es lo mismo golpear una superficie más o menos grande que la cabeza de un clavo, puesto que la fuerza se concentra en una superficie menor y por lo tanto es mucho más fácil que se rompa, sin embargo el Oukitel K4000 resiste como un verdadero titán.

Cuando el tester termina de clavar las puntas en el listón, nos muestra cómo la pantalla del Oukitel K4000 no tiene ni un rasguño y que el panel táctil funciona perfectamente. Realmente la compañía nos ha sorprendido con la resistencia de este terminal, ojalá en un futuro próximo todas las pantallas de nuestros smartphones cuenten con esta resistencia.

    COMENTARIOS