Quemando Oukitel K6000

¿Quemar smartphones? ¿Es esta la nueva moda de las pruebas de resistencia? Hace un tiempo vimos en una prueba de resistencia cómo quemaban un Galaxy S6 y un iPhone 6 para ver cuál era más resistente pero sin embargo esta vez llega un test diferente.

Oukitel está demostrando que sus móviles, sean como sean, son bastante resistentes y es que algunos son capaces de sobrevivir al agujero de un taladro funcionando, otros sobreviven al corte de una radial y esta vez veremos al Oukitel K6000 sobrevivir a un soplete.

Oukitel presumen normalmente de la durabilidad de sus móviles y por eso ha realizado un vídeo en el que va a usar un soplete de gas para quemar 3 cosas, en primer lugar quemará una lata de Pepsi, en segundo lugar quemará un smartphone de plástico normal y en último lugar quemará el Oukitel K6000 con cuerpo de aluminio y cristal de 2.5D delantero, el resultado no nos puede dejar más impresionados.

¿Sobrevivirá el Oukitel K6000 al fuego?

Si has visto el vídeo puede que ya tengas las respuestas pero mejor te aclaramos el resultado. En un primer momento la lata se quema sin mayores problemas y es que cuando le echamos la mano resulta que la chapa está tan frágil que todo se va al garete.

El móvil corriente (intuimos que será un smartphone chino cualquiera con carcasa de plástico o un viejo Oukitel, no nos ha quedado claro) también va a arder realmente bien y se quemará, una vez el incendio avance demasiado se removerá la batería por precaución y habrá que ver cómo se termina por dejar totalmente inutilizado el terminal.

El Oukitel K6000 parece no resentirse nada una vez sometido al fuego. Ahora bien, en una exposición muy prolongada parece que consiguen dañar el terminal pero sin embargo, en lo que podemos ver en el vídeo, el terminal funciona perfectamente. No sabemos si en los cortes se ha llegado a cambiar el Oukitel K6000 por otro para que funcione pero desde luego, al menos a primera vista, el terminal no se daña como otros. El Oukitel K6000 aguanta con respecto al calor muchísimo más que cualquier terminal y en este crash test terminamos por ver un smartphone que aguanta muchísimo.

¿De verdad fabrica tan bien Oukitel? Me gustaría ver un crash test casero de este tipo aplicándole fuego pero no sé si alguien querrá, lo que sí se es que el Oukitel K6000 es mucho más duro que el frágil Nexus 6P que podría doblarlo cualquier niña.

    COMENTARIOS