LG G5 en mano

El LG G5 es el nuevo móvil de LG que se ha empezado a vender hace muy poco en Occidente y lo cierto es que hasta ahora nadie había desmontado el móvil lo suficiente como para saber cuánto de difícil es arreglarlo.

Sorprende esta vez que el equipo de iFixit le ha otorgado una puntuación de las más altas hasta la fecha, de 8 sobre 10 puntos mientras que otros móviles, sobre todo los flagship actuales, reciben puntuaciones de 2 sobre 10. Es por eso que el LG G5 es un móvil muy fácil de reparar y cambiarle la pantalla será un proceso de los más simples. La disposición interna es muy similar a la de un iPhone a excepción de la batería extraíble.

LG G5 desmontado

¿Cómo se arregla y desmonta el LG G5?

A su favor tiene su parte modular, en esta el G5 ya incorpora el altavoz, algunas antenas, etc. Lo que permite cambiar esto con solo cambiar esta parte. Además de eso el LG G5 tiene un retráctil que permite agarrar la batería cuando se inserta.

En cuanto a cambiar la pantalla de LG G5 es muy fácil, abres el terminal, quitas un par de tornillos y ya puedes cambiar la pantalla, ojala fuese tan fácil en muchos otros teléfonos. No hay muchas cosas interesantes al desmontarlo, en iFixit no se han llevado ninguna sorpresa salvo que el lector de huellas dactilares no es el mismo que lleva el LG Nexus 5X.

Hay que tener en cuenta que con estos datos y lo fácil que es de reparar cualquiera se podrá comprar un LG G5 y cambiarle la pantalla de forma fácil en caso si le pasa algo. Al tener un montaje tan modular enviarlo a reparar al servicio técnico debería ser barato ya que la mano de obra no es tan complicada como en otros terminales. ¿Será esta otra baza de LG para vender más terminales? La verdad es que la mayoría de usuarios no miran lo fácil que es reparar el teléfono si se rompe, esperan que nunca les pase.

Fuente | iFixit

    COMENTARIOS