Galaxy S7 blanco

Samsung este año ha echo una cosa muy extraña. Ya todos sabemos que el Samsung Galaxy S7 vendrá con dos procesadores. Para los Estados Unidos y Asia ha elegido el Qualcomm Snapdragon 820 y en el caso de las demás regiones se ha quedado con el Exynos 8890, un SoC propio de Samsung.

Salvando las diferencias de que el Galaxy S7 viene con dos procesadores e incluso incluye dos sensores de cámara diferentes parece que este año la fiesta de los Galaxy va a ser muy divertida porque Samsung ha tomado una gran decisión. Los Galaxy S7 con el Snapdragon 820 podrían incorporar la tecnología Quick Charge 3.0 pero Samsung ha decidido no hacerlo, el Galaxy S7 no soporta Quick Charge 3.0 y la razón es más que lógica.

Quick Charge

El Galaxy S7 sí soporta Quick Charge 2.0

A pesar de no soportar el nuevo estándar que es cuatro veces más rápido que la tecnología anterior, el Galaxy S7 sí soporta Quick Charge 2.0 de Qualcomm en sus dos versiones disponibles en el mercado sin problema alguno.

La razón es más que obvia, no tiene sentido dotar al consumidor de un dispositivo con cuatro veces una carga más rápida que otros que se lo han comprado en otra región diferente y han pagado lo mismo o más por el dispositivo.

Debemos tener en cuenta que Quick Charge 2.0 sigue siendo una tecnología de carga muy rápida y es capaz de cargar el Galaxy S7 normal en menos de una hora y media lo que significa un tiempo de carga muy rápido para una batería de 3000 mAh. El Galaxy S6 también soportaba Quick Charge 2.0 y de esta forma podemos reaprovechar los accesorios que nos hemos comprado ya que tampoco se ha incluído el nuevo USB Type-C.

Ahora bien, la razón no es solo el problema de lanzar dos smartphones iguales con características diferentes que es algo que ya hacen con su cámara y procesador sino que el problema seguramente sea el firmware de ambos terminales que podría ser incluso diferente. Si Samsung ha sido tan listo como para ser capaz de lanzar un firmware que vale para ambos terminales con las diferencias de las funciones habilitadas para Edge no vale la pena que este año se compliquen, seguir haciendo lo mismo es realmente muy bueno ya que hemos podido ver cómo este año los Galaxy S6 se han actualizado realmente bien y estos cambios se verán plasmados en el Galaxy S7.

Tampoco podemos olvidar que ambos terminales soportan la tecnología inalámbrica de carga rápida que funciona realmente bien. ¿Ya la has probado?

    COMENTARIOS