Parte inferior Galaxy S6

El Samsung Galaxy S6 ha sido una compra muy buena. Desde que lo tengo en casa no puedo dejar de hablar maravillas de él aunque siendo objetivo hay algunas cosas que hecho de menos con respecto al modelo anterior, el Samsung Galaxy S5.

En primer lugar que haya desaparecido la protección IP 67 frente al agua es algo que no me proporciona demasiada seguridad a la hora de llevar mi móvil cerca de líquidos que lo pueden mojar y de segundo hay una cosa que me repatea, el Samsung Galaxy S6 no tiene salida de MHL, ni salida de mini-HDMI ni ninguna otra salida de vídeo parecida.

chromecast

¿Cómo envío contenido desde mi Galaxy S6 a una TV?

No vas a poder usar soluciones físicas, con conexión física sino que tendrás que optar por dispositivos del tipo Chromecast o el Samsung WiFi All-Share Cast HUB, un dispositivo de la marca Samsung que está destinado a llevar todo el contenido de tu Samsung a cualquier TV vía HDMI aunque el Chromecast es mucho más barato.

La mejor opción que tienes en el mercado actualmente por precio y por capacidad es el Chromecast de Google. Por solo unos 35 euros tendrás un dispositivo con el que podrás compartir la pantalla de tu smartphone. Obviamente compartir la pantalla de tu Galaxy S6 vía WiFi no es lo mismo que hacerlo de forma física ya que vas a tener un pequeño lag que dependerá en gran parte de tu conexión WiFi pero aunque sea perfecta nunca vas a llegar a un retardo tan pequeño como la antigua conexión física vía MHL o HDMI.

¿Vale la pena el Chromecast? Obviamente es una solución excelente porque te permite ver vídeos desde cualquier móvil, no solo desde el Galaxy S6, de forma fácil. Eso sí, para jugar no es la mejor opción por el lag que vas a tener pero si tienes una buena conexión WiFi en casa y el juego al que estás dándole cerca no exige demasiado en cuanto a reflejos sí es perfectamente válido. ¿Vienes de un Galaxy S5 y te has llevado una gran decepción al saber que tu nuevo móvil de 600 euros no tiene MHL? Sí es así puedes expresar en los comentarios tu indignación.

    COMENTARIOS