Resistencia al agua del Galaxy S6 Edge

Cuando Samsung reveló las características oficiales del Galaxy S6 y del Galaxy S6 Edge supimos, como era de esperar, que el nuevo smartphone estrella de Samsung no contaría con resistencia al agua como el Galaxy S5.

El Galaxy S5 era un terminal de plástico poco glamuroso para su precio pero muy preparado aunque con la nueva era de diseño de Samsung que utiliza el metal y el cristal se han perdido costumbres tan buenas como la resistencia al agua.

Ahora bien, uno de los test de resistencia al agua hecho por el Galaxy S6 demuestra que el terminal no es resistente al agua de forma oficial pero, sin embargo, el Galaxy S6 Edge lleva este problema mucho mejor de lo esperado y tan solo hay que ver el vídeo para darse de cuenta de su excepcional fabricación.

Keller ha dejado el Galaxy S6 Edge en remojo durante más de 20 minutos y durante este tiempo se puede ver como el usuario saca el terminal de vez en cuando del agua para ver si está funcionando y lo cierto es que sigue haciéndolo.

Después de 22 minutos el usuario saca el Galaxy S6 Edge del agua, sacude el agua sobrante y lo seca con un paño. Nos ha quedado claro que el agua ha entrado a su interior, puesto que la cámara frontal se ha empañado.

Además de eso, una vez pasado este tiempo, el terminal se queda atascado en el arranque de forma alterna pero logra encenderse, no así la cámara que no es capaz de funcionar después de tanta agua. Este vídeo muestra que el Galaxy S6 no es resistente al agua pero es capaz de resistir mucho más de lo esperado. Si se te cae al agua, lo sacas, y lo proteges con arroz para que se quite la humedad seguramente siga funcionando sin ningún problema. Además de eso, no deberás de preocuparte si derramas un vaso de agua por encima de tu Galaxy S6.

También puedes ver una de las pruebas más violetas que ha recibido el Galaxy S6, un test de caída en el que demuestra ser más duro que una piedra.

    COMENTARIOS