Galaxy S6

Samsung ha hecho que los amantes de la compañía coreana empezasen a confiar un poco en sus nuevos dispositivos y vean a Samsung como la más puntera y no como una más que vive del cuento. El Galaxy S3 marcó un antes y un después en la era de los Galaxy y parece que, el 10 de abril, el Samsung Galaxy S6 volverá para revalidar el título de un verdadero “must have”.

El Samsung Galaxy S6 es un buen dispositivo y así lo podemos ver en sus características pero… ¿cómo justificamos un precio de 700 euros frente a los 450 que cuesta el móvil de gama anterior? Como cada año en un nuevo lanzamiento debe haber novedades y por eso, a continuación, os explicaremos las diferencias entre el Galaxy S5 y el Galaxy S6.

Los mejor del Galaxy S6

  • Más potencia bruta – Como hemos podido ver en el benchmark de AnTuTu, el nuevo Exynos 7420 es el procesador más potente y con diferencia. Si a esto le sumamos esos 3 GB de RAM y toda la innovación que Samsung ha puesto en el Galaxy S6 nos daremos cuenta de que estamos ante un terminal muy potente y, a la vez, eficiente.
  • Pantalla a 2K – Las pantallas con resolución QuadHD son un arma de doble filo. Si sale bien estaremos ante un buen dispositivo pero si el terminal no tiene potencia suficiente tendremos un móvil lento con un consumo de batería elevado (pese a que la resolución no es la que más impacto hace en el consumo de batería). La pantalla FullHD del S5 era muy buena gracias al uso de la tecnología AMOLED pero la del S6 es todavía mejor.
  • Una mejor cámara – La cámara del S5 no es nada mala pero si consultamos los datos de la nueva cámara de Samsung (con un sensor firmado por Sony) nos daremos cuenta de que estamos ante un terminal de bandera con una cámara que pretende revalidar el título a la mejor cámara para smartphones hasta la fecha. ¿Logrará desbancar la cámara del iPhone 6?
  • Un acabado premium de verdad – El acabado del S5 no es malo, yo lo tengo y no me quejo pero si es cierto que no es un acabado de un móvil que, en su día, costaba tanto como el Galaxy S6 o más. En la nueva joya de Samsung tenemos cristal por la parte trasera y frontal que convergen en un acabado metálico muy logrado, eso sí, se asemeja mucho al acabado lateral del iPhone 6.

Galaxy S5

Los peor del Galaxy S6, cosas con las que sí contaba el S5

  • Protección contra agua y polvo – Para montar un chasis unibody se ha prescindido de varias cosas y, entre ellas, la protección frente al agua y polvo IP67.
  • Batería extraíble – Esta vez no contaremos tampoco con batería extraíble (no de forma sencilla al menos) y se pierde autonomía que se podría lograr con una segunda batería.
  • Ampliación de memoria mediante microSD – También es cierto que para aumentar el rendimiento se ha prescindido de la microSD pero con una cámara que es capaz de guardar fotografías en RAW de 16 MP casi mejor era que contara con ella aunque ya sabes que no habrá versión de 16 GB, la opción mínima de 32 GB podría llegar y gracias a los pendrives con microUSB se podría ir guardando el multimedia sobre la marcha.

Todo parece apuntar a que el Galaxy S6 cuenta con más mejoras que retrocesos pero en todo cambio siempre ganamos y perdemos cosas. ¿Qué os parecen las cosas que Samsung se ha dejado por el camino?

    COMENTARIOS