Galaxy S6 Edge Características

El Galaxy S6 Edge nos sorprendía a todos triplicando su producción a falta de 3 días para que salga al mercado. Pero otro titular que también nos sorprende es este que nos ha dejado caer iFixit sobre la reparación del Galaxy S6 Edge, dónde ha puntuado con 3 puntos sobre 10 la posibilidad de reparación del mismo. Esto es realmente poco, si tenemos en cuenta el precio del terminal, pero… ¿por qué es tan difícil de reparar?

Los cambios tan visibles en el Galaxy S6 Edge respecto al Galaxy S5, hace que desmontar el Galaxy S6 Edge sea muy difícil. Esto se debe básicamente por dos puntos que Samsung ha cambiado en su nueva generación de terminales, y que hace que la reparación ahora sea más difícil, de ahí a que iFixit los hayan votado con una puntuación de 3 puntos sobre 10, que es muy baja.

Desmontar el Galaxy S6 Edge es muy difícil

¿Por qué es tan difícil desmontar el Galaxy S6 Edge ahora? Porque Samsung ha introducido estos dos conceptos en sus filas:

  • Ausencia ranura microSD
  • Imposibilidad de extraer la batería

Los Galaxy -hasta ahora-  presumían de contar con ranura para microSD con el fin de ampliar el almacenamiento y además, la batería se podía extraer para que así no tuviésemos problema si se nos estropeaba. Pero ahora, esto ha cambiado, y además, nacen nuevos problemas con este Galaxy S6 Edge:

Nuevos problemas con el Galaxy S6 Edge

  • Los dos paneles de cristal con pegamento hacen que sea difícil entrar
  • Es muy difícil acceder a la batería
  • Es casi imposible quitar el cristal sin romper la pantalla

Los dos anteriores inconvenientes y estos tres problemas, hacen que iFixit los haya votado con un 3 sobre 10, una nota realmente baja pero que tiene sentido si tenemos en cuenta lo anterior.

Si tenemos en cuenta los problemas que tienen ahora los Galaxy para su reparación, vemos que cualquier terminal del mercado sería más difícil de fabricar a medida que mejora sus componentes, puesto que hay que tener un mayor cuidado que antes, para que no se rompa nada por ejemplo.

Y además, la eliminación de la batería o de la microSD es algo que ya llevamos años viendo en el mercado, por lo que esos terminales también serán más difíciles que reparar el Galaxy S5 por ejemplo.

Está claro que este estudio es relativo, pero lo que está claro que desmontar el Galaxy S6 Edge es muy difícil por sus piezas. No creemos que sea imposible, aunque el casi al menos nos da un poco de esperanza para conseguirlo.

¿Desmontarías tu Galaxy S6 Edge? ¿Crees que es casi imposible de reparar?

    COMENTARIOS