honor-6-plus-camara

Los móviles modernos se han convertido en unos dispositivos que, a veces, se pueden confundir con cámaras de fotografía normales. La instantánea realizada por un móvil de última generación con una gran calidad como el iPhone 6 o el Galaxy S6 podrían sobrepasar, perfectamente, las obtenidas por algunas cámaras reflex en determinados casos.

Hay muchas más razones que cinco para pensar que tu móvil es la mejor cámara que llevas contigo pero a continuación detallaremos las mejores.

Van contigo a todas partes

La mejor cámara que tienes es aquella que llevas encima porque te permite capturar cualquier momento, no solo los momentos en los que estás a solas con tu reflex o tu cámara digital. Si necesitas quitar una foto rápida seguramente tengas el móvil a mano pero no la reflex. De hecho, muchas noticias y fotografías actuales son tomadas directamente desde el móvil y nos permiten obtener los momentos sin apenas equipo.

Cámara del S6 Edge

Son pequeñas y discretas

Las cámaras reflex están muy bien, yo suelo usar una en mis viajes pero no la llevo todo el día encima, a pesar de su precio, su tamaño tiene mucho que ver en esta ecuación y por eso mismo no siempre la lleva uno consigo. La cámara del móvil es fácil de utilizar y, si le hechas imaginación, puedes tomar fotos con ella desde cualquier lugar sin mayores problemas.

Las aplicaciones las han vuelto más versátiles

Muy pronto os hablaremos de todas esas aplicaciones que hacen de tu cámara una navaja suiza pero lo cierto es que, sin contar a los usuarios de Apple, en Android se pueden utilizar aplicaciones para cámaras realmente buenas. Las aplicaciones nos dan la posibilidad de aplicar filtros, sacar fotografías esféricas, controlar los ajustes de la lente y algunas cosas más, las hacen muy polivalentes. Cámara FV-5 para Android es una de las más profesionales y útiles.

Hay montones de accesorios económicos

Si quieres comprar un nuevo objetivo para tu reflex, una batería, una tarjeta SD, un trípode o cualquier tipo de accesorio te darás cuenta de que el precio es muy elevado. En el caso de tu móvil puedes hacerte con dispositivos extra para potenciar sus posibilidades con un coste muy inferior al de cualquier reflex, obviamente no será lo mismo pero seguro que saldrás del paso de forma rápida.

Estás siempre conectado

A menos que hayas pagado un dineral para tener una cámara con Android, WiFi y un montón de historias, tu cámara necesitará de un dispositivo intermedio para conectarse a la red y, gracias a tu móvil, estarás siempre online para subir contenido multimedia a la red, bien sea compartiéndolo en redes sociales, aplicaciones multimedia o cualquier lugar en el que se te ocurra.

Si a todo esto le sumamos el ingenio que debemos tener para convertirnos en mejores fotógrafos gracias a sus limitaciones tenemos ante nosotros las mejores cámaras del mercado. No importa que tu reflex sea más potente y saque mejores fotos, las ventajas de un móvil en tu bolsillo hacen que todo eso pierda valor.

Con esto no queremos decir que el móvil sea mejor que una cámara reflex pero gracias a su portabilidad, posibilidades y versatilidad tenemos que dejar la comparativa muy a la par en este aspecto donde, si comparamos calidad de imagen, tenemos que dejarlo atrás en algunos casos…

    COMENTARIOS