movil vs smartphone

Nos encantan los smartphones desde que existen, sí, los teléfonos inteligentes. Pero desde su existencia, es posible que hayamos tenido más problemas relacionadas con el móvil. ¿Ya sabes por dónde van los tiros? Hemos estado dándole vueltas y hemos topado con 5 problemas graves de los smartphones. ¿Te atreves a descubrirlos? Lo vemos a continuación.

5 problemas graves de los smartphones

Estudios smartphones afectan relaciones

Estos 5 problemas puede que te hagan cambiar de idea sobre lo genial que es tu smartphone:

  • Llamar puede ser un horror: cuando teníamos un móvil y no un smartphone, para llamar solo teníamos que marcar el número y darle a un botón físico que siempre funcionaba. Ahora, no solo tenemos que introducir un patrón o sabe dios qué, sino que además el móvil tiende más a colgarse, reiniciarse y ponernos cientos de impedimentos para retrasar nuestra urgente llamada, como puede ser recibir muchas notificaciones de golpe que incluso nos hagan olvidar que tenemos que llamar.
  • Problemas de batería: se acabó cargar el móvil y que la batería durara 4 días o una semana, ahora si tienes suerte te aguantará día y medio.
  • Mayor dependencia: el smartphone nos ha hecho ser más dependientes que nunca del teléfono. No solo Internet, sino la posibilidad de acceder a tanto contenido como ahora. Antes cogíamos el móvil para mandar un SMS o jugar a Snake, ahora para mirar todas las redes sociales que se nos pongan por delante. El problema, es que esto genera una dependencia que llega a crear ansiedad, y que debemos controlar.
  • Afectan a las relaciones: nos tiramos horas y horas con el smartphone jugando, hablando con amigos, mirando noticias… y muchas veces esto puede generar problemas con nuestra pareja u otras relaciones cercanas. Preguntas del estilo… ¿Por qué estás en línea y no contestas? ¿Puedes dejar de mirar Twitter cada 5 minutos? ¿Te importa más el móvil que yo? ¿Con quién hablas tanto? etc. El smartphone puede causarnos problema con nuestra pareja, pero solo si nosotros queremos o más bien, no se lo ponemos fácil.
  • Precios que arruinan: tener un móvil era mucho más accesible, pero los precios de los smartphones se han disparado hasta el punto de costar igual que los ordenadores. Sí, los smartphones son ordenadores. ¿Realmente necesitamos tanto? Y lo peor, es que rompen con mucha más facilidad. ¿O acaso veías tantas personas con la pantalla del móvil rota como ahora con los smartphones?

¿Eras más feliz antes o en la era del smartphone?

Los mundos han cambiado, y nos han obligado a tener un smartphone, porque es avanzar o morir. Usamos los grupos de WhatsApp para trabajos en grupo de la Universidad e incluso del trabajo, lo cuál nos obliga a estar totalmente conectados y dependientes de algo que hasta hace unos cuántos años no existía y sin embargo, aún éramos más felices.

¿Qué teníamos que ahora nos falta? ¿Qué te parecen estos 5 problemas que vemos en los teléfonos inteligentes? Aprovecha los comentarios para darnos tu opinión.

    COMENTARIOS