Siempre que hago un post sobre algún juego insisto en que los mejores videojuegos no siempre son los más elaborados y con mejores gráficos, si no los que consiguen que podamos pasar horas jugando sin llegar a cansarnos. Uno de estos juegos es Agar.io, un juego muy simple al que se juega a través de una web que personalmente descubrí hace varias semanas y que me ha comido tantas horas de mi tiempo que lo tengo como marcador en mi navegador para acceder rápidamente a él.

¿De qué se trata?

En Agar.io nos convertiremos en una célula que deberemos hacer cada vez más grande a base de comer partículas que nos encontraremos repartidas por el mapa u otras células más pequeñas que nosotros. Las otras células son otros jugadores, pues es un juego online, así que debemos de preocuparnos tanto de comer como de no ser comidos, pues todos los jugadores intentarán comer a otros por todos los medios.

Comer a otras células más pequeñas que la nuestra no resulta tan fácil, puesto que cuanto más grande sea, más lenta se moverá, por lo tanto las células que nosotros podemos comer, serán más rápidas que nosotros. Por suerte además de desplazarnos, podemos disparar masa para hacer crecer a otras células o hacer mitosis para dividirnos en dos.

La mitosis es realmente útil, puesto que cuando hacemos la división, una parte de nuestra célula saldrá despida una pequeña distancia, por lo que la aprovecharemos para comer a otros jugadores, aunque hay que tener en cuenta que haciéndolo nuestra célula se dividirá en partes iguales, por lo que debes utilizar esta estrategia para comer otras células más de la mitad de pequeñas que tu. Pasado un tiempo, nuestras células volverán a unirse, así podremos volver a hacer mitosis para comer a otros jugadores.descargar agar.io para Android2

Estarás pensando en que va a haber una célula que será invencible, puesto que siempre habrá una más grande que las demás, por eso por el mapa se encuentran esparcidos virus, que son unas células dentadas, que si las comemos, estallaremos en un montón de células pequeñitas, por lo que los otros jugadores que están cerca podrán comernos muy fácilmente. Además no estaremos a salvo solo con no comerlas, pues como bien dije antes, además de hacer la mitosis, podemos lanzar masa. Esta masa la podremos utilizar para hacer crecer a los virus, y una vez que lleguen a su tamaño máximo, los lanzaremos en una dirección, así podremos estallar a otros jugadores más grandes.

La mejor forma de entenderlo es con una partida en la página web de Agar.io, pero también puedes enterarte con una simpática canción hecha por un usuario de YouTube en la que nos describe este juego, lo que demuestra lo viral que se ha vuelto en los últimos meses:

Ya se puede descargar para Android

El caso es que muchos de nosotros llevamos tiempo esperando a que este juego esté disponible para Android, y por fin se ha hecho realidad, y ya tenemos disponible la versión para descargar en nuestro Android y jugar en cualquier lugar, puesto que es un juego perfecto para ello.

En la versión de navegador del Agar.io utilizamos nuestro ratón y el teclado para jugar, y en la versión de móvil utilizaremos nuestro dedo y un par de botones en la pantalla que utilizaremos para lanzar masa y hacer la mitosis.descargar agar.io para Android1

Si nunca has probado Agar.io, personalmente te recomiendo que no lo hagas si tienes mucho que hacer, pues es un juego bastante adictivo que te puede tener fácilmente una hora seguida jugando en la misma partida, depende de lo bueno que seas y de la suerte que tengas. Así que si no estás muy liado y quieres estar todo el día pegado a tu móvil comiendo células, puedes descargar Agar.io gratis desde la tienda de Google Play.

Descarga | Agar.io en Google Play

    COMENTARIOS