BURG es una compañía conocida por fabricar varios relojes inteligentes. El que hoy os presentamos es el BURG 31, un smartwatch especialmente creado para niños y personas de la tercera edad y de este modo dar a padres o a hijos la tranquilidad de poder saber en todo momento la localización de la persona que lo lleva puesto.

Cuando tenemos delante el BURG 31 parece un reloj analógico de muñeca clásico, sin embargo, es más que esto, pues este smartwatch incorpora un GPS que a través del servicio “Find my BURG” puede revelar la posición del usuario en caso de que se pierda y  puede funcionar como teléfono móvil, ya que tiene ranura para introducir una tarjeta SIM. De este modo, permite guardar tres números telefónicos para hacer un marcado rápido para de este modo contactar con la persona de forma rápida y sencilla. El BURG 31 además permite la lectura y envío de SMS y da la posibilidad de llamar a números de emergencia con una simple pulsación de botón, su batería tiene una autonomía de hasta 2 días en reposo y 3 horas de conversación, lo que asegura tener disponibilidad del smartwatch siempre que haga falta, y como no podría ser de otro modo, además es resistente al agua. Todas estas características hacen del BURG 31 un accesorio imprescindible para aquellas personas que necesitan estar bajo la supervisión de otra.

Este wearable tiene un precio de 129 dólares, 116 euros al cambio. Está disponible en varios colores, muchos de ellos llamativos, consiguiendo de este modo que el BURG llame la atención de los más pequeños de la casa.

Burg-31-Colors_clipped_rev_2Vía | BURGwearables

 

    COMENTARIOS