Samsung llegará hasta los 5nm

Samsung es una compañía que está a la vanguardia en la fabricación de chipsets para móvil. Si bien es cierto que sus gama alta han optado por incluir, la mayor parte de las veces, un procesador de otra compañía, con el Galaxy S6 esto cambiará y veremos cómo funciona su último chip, adelantado en tecnología a la competencia.

El nuevo Galaxy S6 que contará con versión Edge y pantalla curva incorporará un chipset propio de Samsung, el Exynos 7420 y este se ha fabricado con tecnología de 14 nm. Ya se ha confirmado que la batería del Galaxy S6 será menor que la del S5 pero esto nos hace intuir que el nuevo Exynos gestionará la energía de forma eficiente porque, en algunos anuncios de la compañía, se habla de un dispositivo con una capacidad de carga bestial y una autonomía excelente.

El Exynos 7420 es entre un 30 y 35% más eficiente que los chipsets fabricados con tecnología de 20 nm.

Ahora bien, los 14 nm ya no es un reto a superar y, por lo que podemos ver en Nikkei, en la compañía coreana ya habla de la segunda generación FinFET de 10 nm que está listo para aplicarse en los módulos de memoria RAM. Es cuestión de tiempo que el Galaxy S7 o el iPhone 6S utilicen procesadores de 10 nm (mucho más eficientes y diminutos) y, además de esto, debemos tener claro que esta tecnología se irá hacia la DRAM y las memorias flash del tipo NAND (responsables del almacenamiento del terminal) por lo que podremos aumentar la capacidad de la memoria RAM y almacenamiento en menos espacio.

Intel ha tenido problemas para pasarse a los 14 nm y Samsung ya tiene un dispositivo con uno de estos procesadores incorporado y funcionando. El avance en este tipo de tecnologías no solo permite ahorrar espacio (pensando en smartwatchs y todo tipo de wearables) sino que las autonomías mejoran mucho y una nueva generación de relojes que la implemente podría aumentar la autonomía hasta la semana de duración como pretende conseguir ASUS, sin sacrificar rendimiento y características de última generación como hace el nuevo Pebble Time.

Ahora bien, fabricar chips tan potentes como nuestros viejos pcs en el tamaño de un dedo no es más que la primer punta del iceberg. Samsung ha confirmado en uno de sus últimos discursos que no tendrán problemas para llegar hasta los 5 nm. Ahora bien, para llegara hasta la friolera de 3,25 nm tendrán que mezclar diferentes tecnologías pero para llegar a esta cifra todavía se necesitan un buen número de años. Por el momento habrá que esperar a ver el rendimiento real del nuevo Exynos en el próximo flagship de la compañía.

    COMENTARIOS