Nuestros Android pueden aguantar varios días encendidos, de hecho el record en mi Xperia Z supera las 1.200 horas seguidas de funcionamiento, y de hecho no lo reinicié porque tuviera algún problema, si no que fue por exprimir la batería al máximo. A nuestro móvil no le pasa porque lo dejemos encendido durante varias semanas, sin embargo no está de más reiniciarlo de vez en cuando, así que la respuesta al título del post es sí, es bueno reiniciar nuestro móvil Android de vez en cuando, y en este post explicaré por qué.

Reinicia los procesos

A veces puede suceder que notamos que nuestro smarphone va más lento de lo normal, esto puede ser porque tenemos demasiados procesos abiertos o que alguno de ellos se ha colgado, así que si reiniciamos nuestro Android los procesos también se reiniciarán, por lo tanto disfrutaremos de una mejora notable en el rendimiento.

Las aplicaciones funcionan mejor

A veces cuando instalamos una aplicación no nos funciona todo lo bien que debería, si esto te ocurre a ti, antes de dirigirte a la tienda de Google Play a ponerle una puntuación negativa, prueba a reiniciar el teléfono, pues algunas aplicaciones, al igual que programas de ordenador, necesitan que el dispositivo se reinicie para funcionar correctamente.

Mejor funcionamiento tras una actualización

Al igual que ocurre con la instalación de aplicaciones, algunas veces puede ocurrir que tras instalar una actualización algún aspecto de nuestro móvil no funcione como debería, por lo que un reinicio muchas veces ayuda. Si son actualizaciones importantes nuestro Android se reiniciará solo, así que no tendremos problema.

Las desinstalaciones también mejoran

A la hora de desinstalar una aplicación puede que notes que tu teléfono funciona peor, esto ocurre porque probablemente la app que desinstalaste se estaba ejecutando en segundo plano y tras eliminarla el proceso se detuvo inesperadamente, por lo que puede provocar un fallo en el rendimiento del sistema operativo, así que reinicia tu Android para que todo vuelva a fluir como debe.

Así que como conclusión podemos sacar que nunca está de más reiniciar nuestro móvil cuando veamos que funciona más lento de lo que debería, y aunque funcione todo correcto tampoco estaría mal reiniciarlo periódicamente una vez a la semana para que se reinicien todos los procesos y dejen de ejecutarse los innecesarios.

    COMENTARIOS