Samsung Galaxy Surfboard

En el April Fool´s Day las compañías, sobre todo las americanas, aprovechan para hacer bromas con experimentos alocados que no podrían inventar nunca. Sí, es cierto. Este año hemos recogido las mejores bromas del 1 de abril y han sido bastante buenas.

La Samsung Galaxy Surfboard no forma parte de este juego, es un dispositivo real que Samsung ha creado para que puedas permanecer conectado en el mar. Obviamente antes de nada ya te aseguro que esta Galaxy Surfboard no la vas a ver fácilmente en las playas, más bien es algo diseñado para presumir y hablar de nuevo de los Samsung Galaxy S7 pero aún así no está de más analizar el concepto. ¿Has visto el análisis del Samsung Galaxy S7?

¿Para qué sirve la Galaxy Surfboard?

Con la ayuda del surfista brasileño, Gabriel Medina (campeón mundial de surf en 2014), Samsung ha creado un vídeo (que impresiona, eso no lo podemos negar) de su Galaxy Surfboard, una tabla de surf que permitirá a cualquier surfista estar conectado mientras está en la cresta de la ola.

Esta Galaxy Surfboard, fabricada en un material de alta calidad, tiene una pantalla LED en la parte superior que permite mostrar información al surfista. Ahora bien, esta tabla no funciona de forma autónoma sino que necesita insertar un Samsung Galaxy S7 en un slot habilitado para ello.

La tabla, gracias a su pantalla, sería capaz de mostrar al surfista datos sobre las condiciones del viento, información sobre las olas, la marea e incluso las notificaciones de Twitter o de Facebook por si está esperando algo interesante. Los datos referentes al clima podrían ser interesantes pero recibir notificaciones de Facebook mientras surfeas quizás rompa un poco la concentración.

Sí, como ya hemos dicho, Samsung no tiene planes de lanzar esta tabla en masa ni nada de eso, es un truco de marketing (realmente bueno, no un truco barato) para presumir de nuevo de los Samsung Galaxy S7 y Galaxy S7 Edge, ambos con resistencia al agua y móviles que han demostrado estar un paso por encima de la mayoría.

A nosotros nos ha parecido un experimento estupendo, ¿os gustaría ver una tabla conectada en el mar? El Internet de las cosas terminará por llegar a todas partes pero hay entornos a donde no debería hacerlo.

Fuente | The Verge

    COMENTARIOS